La Junta reducirá el transporte colectivo más de lo exigido

SPC
-

Mañueco anuncia la publicación de una Orden que suprimirá un 75% el servicio de transporte metropolitano e interurbano con una ocupación máxima del 25%

Mañueco, acompañado por varios consejeros, participó en una videoconferencia con Sánchez y el resto de presidentes. - Foto: JCYL

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, anunció ayer que el Ejecutivo autonómico será «más restrictivo que el Gobierno» en la reducción del transporte colectivo de viajeros por la crisis generada por la expansión de la enfermedad del coronavirus y pidió a Pedro Sánchez que sea «más restrictivo» en el confinamiento.
En su comparecencia tras una videoconferencia de Sánchez con los presidentes autonómicos durante más de cuatro horas, Mañueco avanzó que Castilla y León publicará una Orden por la que establece una reducción del 75 por ciento del servicio de transporte metropolitano e interurbano de la Comunidad con una ocupación máxima del 25 por ciento, «cumpliendo las medidas establecidas para la separación de viajeros» y exigiendo a las empresas concesionarias «las medidas de desinfección» adecuadas.
Además, Fernández Mañueco pidió a la población «que solo use el transporte colectivo en casos de extrema y urgente necesidad» y recomendó a los ayuntamientos y las diputaciones que «adopten el criterio más estricto que decretamos desde la Junta», puesto que es «una medida profundamente eficaz» para evitar la propagación del coronavirus entre la población.
El presidente de la Junta recordó que no tienen competencias para limitar los autobuses municipales y subrayó que, en su intervención, ha pedido también a Pedro Sánchez urgencia para el envío de materiales de protección para los profesionales sanitarios, dado que el Ministerio de Sanidad centraliza la compra de suministros.
«Tendrá el apoyo incondicional de la Junta», aseveró Fernández Mañueco si el Gobierno central garantiza las medidas de confinamiento social, las limitaciones máximas en el movimiento de las personas y la «máxima protección» a los sanitarios. «Castilla y León se ha implicado con todas las comunidades y el Gobierno para combatir esta pandemia. Castilla y León va a responder», sostuvo.
Después de agradecer al presidente Sánchez que adoptara el estado de alarma como pidió la Junta, recalcó que es fundamental el confinamiento social y pidió el esfuerzo de la ciudadanía para permanecer en sus casas. También, manifestó que se ha pedido el cierre de las iglesias y lugares de culto e invitó a adoptar esta medida.
Todo lo que está en su mano.

El presidente de la Junta avanzó que se activará el nivel IIdel plan de Protección Civil (Plancal), para lo que ya ha dado orden al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. Asimismo, reclamó la adopción de medidas económicas para paliar esta crisis, en especial «apoyo» para las pymes y los autónomos.
«La Junta hará todo lo que esté en nuestra mano», aseguró Mañueco, quien no dejó de reclamar durante toda su intervención «responsabilidad a todas las personas como medida para protegerse a ellos mismos y a los demás» a través de nuevos hábitos, sobre los que reconoció el sacrificio, pero necesarios para volver lo antes posible a la normalidad.
El presidente consideró que el horario de los establecimientos que pueden abrir, como los de alimentación y farmacias, es amplio e insistió en que el abastecimiento está garantizado.
Fernández Mañueco rechazó entrar en la polémica y malestar abierto en algunos pueblos por la llegada de visitantes desde Madrid e insistió en que todos se queden en casa y en «mirar hacia delante».
Por otro lado, manifestó que los empleados públicos de la Junta irán hoy a sus lugares de trabajo y allí se informará sobre quien pueden trabajar desde casa y quienes tienen que estar de manera presencial en función de la labor que realizan, lo mismo que se ha pedido a ayuntamientos y diputaciones.
En el aspecto económico, indicó que la ministra de Hacienda tendrá una reunión con todos los consejeros autonómicos de su área para estudiar medidas que lleven a la recuperación del país, aunque afirmó que es pronto para avanzar contenidos.
Cierre de filas.

Por otro lado, en el ámbito político, el presidente de la Junta cerró filas con el Gobierno de España en las medidas adoptadas ante la expansión del coronavirus y afirmó que la prioridad son las personas.
«Todos somos España, todos somos Estado, todos tenenos un desafío y nuestra prioridad son las personas», afirmó ante las criticas vertidas por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, en relación a la invasión de competencias autonómicas en el decreto aprobado por el Gobierno.
Fernández Mañueco finalizó con un mensaje de esperanza: «Vamos a superar este desafío; podemos hacerlo, lo vamos a hacer todos juntos».