Un millar de efectivos para hacer frente al invierno

E.Carretero
-

A los medios humanos que velarán para garantizar la seguridad en las vías de titularidad nacional de esta provincia hay que sumar 37 máquinas quitanieves y doce toneladas de fundentes que integran el Protocolo de Vialidad Invernal de la Subdelegación

Las carreteras de la red nacional que discurren por esta provincia ya están preparadas para hacer frente al frío y, sobre todo, a la nieve. De hecho, garantizar la vialidad invernal en las vías de titularidad estatal es uno de los objetivos del Protocolo de Vialidad Invernal que este viernes presentó el subdelegado del Gobierno en Ávila, Arturo Barral. Un plan que también persigue, apuntó el representante en Ávila del gobierno central, que las vías de la red nacional sean accesibles a todos los tipos de usuarios, así como que en el caso de producirse fenómenos meteorológicos adversos que estos «puedan ser solventados en el menor tiempo posible y causando el menor número de molestias a los usuarios».
Explicó Barral que en el caso del operativo de vialidad invernal de la Subdelegación del Gobierno para Ávila se cuenta con 37 máquinas quitanieves, doce toneladas de fundentes, seis toneladas de salmuera y 53 puntos de embolsamiento de vehículos. Además, se contará también con un equipo humano formado por un millar de personas e integrado por efectivos de Policía Nacional, Guardia Civil, personal propio del Ministerio de Fomento y de la concesionaria de autopistas.
Apuntó Barral que el protocolo de vialidad invernal de la Subdelegación del Gobierno en Ávila parte de la base del año 2018, ejercicio que dejó varios episodios de nevadas intensas. «Nos hemos retroalimentado, hemos aprendido y mejorado este protocolo de vialidad invernal», explicó el subdelegado del Gobierno antes de apuntar que el operativo tiene un «punto específico para Ávila capital y para garantizar la entrada y salida desde la ciudad, independientemente de quién sea el titular de la vía». Apuntó así mismo Barral que se han mejorado las comunicaciones con la Junta de Castilla y León, de modo que ahora las mismas no se realizan a través de fax, medio que se había quedado desfasado, sino por vías telemáticas. Otra de las novedades del protocolo actual es que contempla la «incorporación directa» de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en el caso de que fuera requerida en la provincia de Ávila ante situaciones de emergencias a las que no puedan dar respuesta los medios de esta provincia, tales como personas atrapadas por la nieve o similares.
Un millar de efectivos para hacer frente al inviernoUn millar de efectivos para hacer frente al inviernoAunque el número de efectivos humanos no varía respecto a la campaña del pasado año sí se han incrementado los medios mecánicos con dos nuevas máquinas quitanieves.