El plan de choque de 220M€ protegerá al empleo y autónomos

SPC
-

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, afirma que es un primer paquete de ayudas de las que se van a beneficiar entre 40.000 y 50.000 autónomos

El plan de choque de 220M€ protegerá al empleo y autónomos

La Junta de Castilla y León movilizará, en el marco del Consejo del Diálogo Social, un plan de choque dotado con 220 millones de euros para proteger el empleo, a los autónomos, empresas y familias ante la emergencia sanitaria generada por el coronavirus, entre las que figuran un conjunto de medidas de las que se podrán beneficiar entre 40.000 y 50.000 autónomos. El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, detalló en una rueda de prensa telemática el acuerdo suscrito con los sindicatos CCOO y UGT y la patronal Cecale y subrayó que se trata de garantizar la cohesión económica y social ante el impacto del virus en la actividad económica.
El plan de medidas extraordinarias para la protección a los trabajadores, a las empresas, familias y personas vulnerables con motivo de la crisis del coronavirus se desglosa en cinco apartados: medidas de protección y mantenimiento del empleo (67,9 millones), medidas en materia de prevención de riesgos laborales (2 millones), medidas de carácter financiero (142 millones), servicio de la actividad empresarial (320.000 euros) y medidas de protección social (8 millones).
Estas acciones forman parte del acuerdo que Fernández Mañueco rubricó «de forma virtual» con los agentes del Diálogo Social con el objetivo de proteger a las empresas, a los trabajadores y asegurar la protección social ante una pandemia que «pone en una situación límite a empresas, pymes, autónomos y trabajadores». 
El plan de choque de 220M€ protegerá al empleo y autónomosEl plan de choque de 220M€ protegerá al empleo y autónomos«Lo que buscamos es amortiguar el impacto de la situación de alarma que vivimos por el coronavirus», ha detallado Fernández Mañueco, quien ha agradecido la «altura de miras» de los agentes del Diálogo Social .
Puede haber más planes

El máximo dirigente regional señaló que se trata de un primer plan de choque, ya que «puede haber otros», y confió en que estas primeras medidas contribuyan a «minimizar» el impacto social y económico de esta crisis y faciliten la recuperación de la actividad cuando esta situación concluya.
Así, a través de estos 220 millones y el impulso de medidas concretas, la Junta prevé garantizar el mantenimiento del empleo, la protección de los trabajadores, las ayudas a autónomos, pymes y empresarios e incidir en la prevención de riesgos y la protección social a las familias vulnerables.
En concreto, del montante total se destinarán 68 millones a un «amplio conjunto de medidas» para ayudar a incluir compensaciones económicas para los trabajadores, pymes y autónomos inmersos en ERTEs, para agilizar la tramitación telemática de estos expedientes y para respaldar el incremento de plantillas en aquellas empresas que hayan visto aumentar su actividad por el Covid-19.
A estas acciones se suman otras destinadas a autónomos por 34 millones y que beneficiarán a unas 50.000 personas de este colectivo. Entre ellas destaca la aplicación de una tarifa plana de 60 euros al mes por seis meses para quienes se hayan visto afectados por el coronavirus y bonificaciones del 40% de la cuota de la Seguridad Social para quienes se reincorporen tras verse obligados a cerrar. Asimismo, los autónomos que carezcan de prestación tendrán una ayuda de 427 euros durante seis meses.
Igualmente, Mañueco recordó que los empresarios podrán aplazar el pago de impuestos por 42 millones, se les garantiza una línea de financiación de 100 millones y 20 millones en avales con ayudas de hasta 6.000 euros.
ERTE

Por otra parte, las autoridades laborales ya han recibido 19.130 solicitudes de ERTEs de empresas de Castilla y León hasta ayer, que afectan a un número potencial de 101.795 trabajadores, informa Ical.?

Patronal y sindicatos cierran filas con la Junta

Las otras dos patas del DiálogoSocial no dudaron en mostrar su lealtad y compromiso con el Ejecutivo regional en medio de la crisis sanitaria del coronavirus. CCOO y UGT dieron la bienvenida a los «primeros» 220 millones frente al Covid-19 desde el Diálogo Social y destacan que servirán para proteger a los trabajadores, las familias y las empresas aunque habrá que ir pensando en un «plan de reconstrucción». Por su parte, desde Cecale, su presidente Santiago Aparicio destacó el esfuerzo de la Junta en los acuerdos del Diálogo Social, pero advirtió que si una vez superada la pandemia las empresas no tienen liquidez para reengancharse a la actividad, la destrucción de empleo se multiplicará. Tanto patronal como sindicatos quisieron ayer valorar los acuerdos alcanzados en el seno del Diálogo Social. Los secretarios autonómicos de CCOO y UGT, Vicente Andrés y Faustino Temprano, incidieron en que el reto «número uno» es la lucha contra la expansión del coronavirus pero también hacer frente al problema económico de «primera magnitud» que sufre la autonomía y sus ciudadanos con la paralización de la actividad, para en un futuro sentarse a negociar un «plan de reconstrucción». Andrés explicó que las medidas hacen frente a «lo más urgente», que es la «protección social a los trabajadores y a las empresas» y constató que están centrados en la prevención en las empresas, como la «principal preocupación».
Por su parte, el presidente de la patronal, SantiagoAparicio, calificó de positivas las medidas de apoyo al tejido empresarial suscritas a nivel autonómico, pero insistió en que deben ser un complemento a las puestas en marcha por el Gobierno. En este sentido, el presidente de Cecale reclamó al Ejecutivo central, que al igual que la Junta, apruebe el aplazamiento de los impuestos empresariales «durante el tiempo que haga falta», y también pidió a los bancos que retrasen el pago de las cuotas de préstamos.




Las más vistas