«Se abre un periodo muy bueno para cambiar de coche"

D.C
-

Los concesionarios de Ávila comienzan a abrir sus puertas, garantizando todas las medidas de protección

Los concesionarios de automóviles pueden abrir ya sus puertas al público desde el lunes, independientemente de la fase de desescalada en la que se encuentre cada provincia según una Orden Ministerial publicada el domingo en el BOE, una oportunidad ‘con cita previa’ para intentar salir de una «brutal crisis» iniciada con la declaración del estado de alarma que en Ávila han comenzado a aprovechar la mayoría de las firmas.
Javier Yuste, presidente del sector de concesionarios de Confae, explicaba ayer a Diario de Ávila que esa oportunidad de volver a abrir sus puertas al público es una opción que tomará cada firma estos días, y que la semana próxima «la mayoría de los puntos de venta ya estarán abiertos».
Abrir los concesionarios, comentó Javier Yuste, «es lógicamente una oportunidad para recuperarnos de dos meses de una caída de ventas como no se recordaba, tanto que la verdad es que no se ha vendido casi nada, pero también es un riesgo porque supone más gasto en un momento en el que la gente aún tiene miedo de salir a la calle».
En cualquier caso, este sector aprovechará la posibilidad de abrir las puertas ofreciendo a los potenciales compradores «unas ofertas muy buenas» que buscan reducir «el stock de vehículos que se ha generado en estos dos meses», por lo cual, aseguró Javier Yuste, «se abre un periodo muy bueno para quienes quieran hacer un cambio de coche».
La vuelta a la actividad de los concesionarios, que en su mayoría han estado abiertos durante todo el estado de alarma «bajo mínimos para atender las urgencias que pudieran producirse», se hará, recalcó el presidente del sector en Ávila, «con todas las garantías sanitarias para clientes y trabajadores en lo que se refiere a limpieza y distancia de seguridad», una lógica apuesta por implicarse en la lucha contra el COVID-19 a través de la prevención y la protección que se visibilizará en el sello ‘Concesionario protegido frente al COVID-19’, creado específicamente por la patronal nacional del sector, que muestra el compromiso de los establecimientos de venta de automóviles de adoptar las medidas necesarias en sus instalaciones y vehículos para generar confianza y seguridad a sus clientes y empleados.
confianza. Con este comienzo de vuelta a la normalidad, «aunque con lógicos cambios en la forma de ser atendidos en los concesionarios a los que tenemos que adaptarnos por seguridad, porque la salud es lo primero», el sector confía en «comenzar a salir» de una crisis que ha llevado a una baja de ventas sin precedentes, de un 66% en el mes de marzo (el estado de alarma comenzó el día 15) y de un 98% en abril (mes completamente inhábil).
La clave para comenzar a dejar atrás esos dos meses tan malos estará en la actitud de la ciudadanía, porque ‘tentaciones’ en forma de buenos precios no la faltarán para decidirse a cambiar de coche, más teniendo en cuenta que «en esta provincia que tiene un parque de coches que se está quedando antiguo va a haber ahora ofertas muy buenas».