Máxima confianza en Jonathan Prado

A.S.G.
-

Pese a la última derrota ante el Bupolsa o la falta de victorias fuera de casa, en el Real Ávila no hay espacio a las dudas sobre la labor del técnico palentino, en quien depositan plena confianza

Máxima confianza en Jonathan Prado - Foto: David Castro

No hay dudas. «Máxima confianza en Jonathan Prado». Es lo que se escucha y se dice en los despachos del Adolfo Suárez cuando se valora el momento actual del Real Ávila, su inicio de curso o los resultados de un equipo que sigue sin ganar fuera de casa y regresó de Burgos con una dura derrota (1-0), por inesperada, ante el Bupolsa. Nadie niega que no son los resultados esperados, especialmente a domicilio, ni el lugar de la clasificación –undécimos– en el que hubieran querido verse a estas alturas de año, pero ello no ha variado un ápice, al menos de momento, la idea de que el palentino es, como lo era cuando renovó, el técnico que se quiere para el proyecto encarnado. Bien es cierto que en el fútbol los cheques en blanco no suelen existir, mucho menos en el actual, donde habitualmente se corre tanto como corta es la memoria, pero la realidad es que en el Adolfo Suárez la confianza en su entrenador es, a día de hoy, inquebrantable.
Arropan a su entrenador después de un duro fin de semana en el que todos esperaban que, por fin, se rompiera la mala racha de resultados a domicilio, donde el equipo sigue sin poder sumar su primer triunfo. Esta vez fue el Bupolsa, antes lo fueron el Júpiter Leonesa B oLa Virgen del Camino. Al Atlético Astorga y al Zamora se les mira desde otro prisma, el de campos donde los encarnados estuvieron lejos de la victoria.No así en SanAmaro, el Área de Puente Castro o Los Dominicos, donde, tanto cuerpo técnico como directiva, entienden que fueron «detalles» los que llevaron al equipo a volver sin los tres puntos. En el último, un penalti fallado, entre otros. Y es precisamente a cuestiones puntuales a las que se mira.«El problema es que desde fuera todo parece un desastre» comentan. Porque en el club consideran que las sensaciones que desprende la plantilla no están en consonancia con los resultados obtenidos, que bien podrían haber sido mejores.
Les urge ganar fuera, pero prefieren hacerlo desde la confianza en que el proyecto de JonathanPrado irá hacia arriba. Fue su trabajo lo que le abrió las puertas de la renovación y es su dedicación una de las cuestiones que más se valora en el club por encima de los resultados.
Cierran filas de puertas hacia dentro en el Adolfo Suárez después de que la última derrota lejos de casa haya reavivado fuera las dudas. Los dos empates  en las dos primeras jornadas –Real Burgos y Júpiter Leonesa B– sumieron desde las primeras jornadas al equipo en la sospecha. Una semana con 7 de 9 ante Mirandés B, La Virgen del Camino y La Granja se vislumbró como lo que podía ser el punto de inflexión para el equipo, pero la derrota ante el Bupolsa fue un jarro de agua fría para una afición que, a estas altura de temporada, ve con temor la situación de los suyos a 9 puntos de la cuarta posición y no pocos equipos de por medio.  La próxima salida, a La Llanera, el campo de La Bañeza.Pero antes, el Santa Marta en el Adolfo Suárez. En casa no hay dudas con el equipo, aunque en situaciones como la presente los encarnados necesitan vencer y convencer.