¿Quién será el deportista más expuesto al sol de Tokio 2020?

Europa Press
-
¿Quién será el deportista más expuesto al sol de Tokio 2020?

Un estudio revela que quién sea campeona de tenis femenino en los Juegos Olímpicos del próximo verano será la atleta con mayor riesgo de quemadura solar

La jugadora que gane el torneo de tenis individual femenino en los juegos olímpicos de verano del próximo año en Tokio recibirá la mayor cantidad de rayos UV, seguida por la medalla de oro de golf masculino y el ganador de la carrera ciclista masculina, según revela un estudio que predice qué atletas recibirán la mayor cantidad de radiación solar UV en esos juegos. Los atletas con piel clara que no usan protección solar pueden esperar quemaduras considerables al competir en tenis individual, golf, ciclismo, voleibol de playa, hockey, rugby, decatlón, triatlón, fútbol, softball y el maratón de 10 kilómetros.

Gracias al calentamiento global, estamos viendo temperaturas récord de verano en las ciudades, lo que puede ser peligroso para los ancianos y las personas con problemas de salud, pero también para los atletas profesionales. El estudio, publicado en la revista Temperature de Taylor & Francis, encontró que esto es especialmente así para los jugadores de tenis, las estrellas de golf y los ciclistas, ya que a menudo están fuera durante largos periodos en los momentos más calurosos del día, poniendo a estos atletas en grave riesgo de quemaduras solares, que a su vez eleva el riesgo de cáncer de piel.

"La ganadora del tenis individual femenino tendrá que competir en seis rondas, muchas de las cuales serán a mediodía", dice el autor del estudio, el doctor Nathan Downs, profesor titular de Matemáticas en la Universidad del Sur de Queensland, Australia. "Los golfistas también deben competir durante cuatro rondas diurnas, y el ganador de la carrera ciclista masculina también puede esperar estar expuesto a la luz solar durante al menos seis horas, mientras que otros competidores estarán afuera durante más tiempo", añade este experto.

Para calcular la exposición total al sol que cada ganador de la medalla de oro de los 144 eventos al aire libre recibirá durante la duración de los juegos de 2020, el doctor Downs utilizó datos satelitales sobre la cobertura de nubes, ozono y aerosoles para crear un modelo del ambiente de UV al que los atletas estarán expuestos en Tokio. Luego observó a qué hora del día se celebran los eventos y cuánto tiempo tienden a durar.

Depués, Downs utilizó imágenes de Río 2016 para ver qué tipo de ropa suelen usar los atletas, y si compiten sobre césped, hormigón, agua o arena, ya que cada una de estas superficies refleja los rayos del sol en grados diferentes. También modeló la postura del cuerpo del atleta, ya que esto puede afectar a qué partes del cuerpo quedan expuestas a la luz solar.

 

Los factos más importantes

Estudiando todos los elementos que pueden afectar, el estudio reveló que las jugadoras de tenis estaban en lo alto de las tablas de la liga de quemaduras solares porque las estrellas de tenis masculinas tienden a usar gorras protectoras. La escasa vestimenta de los jugadores de voleibol de playa, junto con el hecho de que sus partidos se lleven a cabo en una arena altamente reflectante también los pone en un riesgo considerable.

Por otro lado, el hecho de que los golfistas tienden a usar pantalones largos y una gorra evitó que su exposición al sol fuera aún más alta. "A menudo nos sorprendió que, para eventos como el remo o la caminata de 50 km, un buen número de competidores en Río decidieron no usar gorra o sombrero", dice el doctor Nathan Downs. "Pequeñas cosas como esta pueden marcar una diferencia, pero la ropa de competición que cubre cómodamente la mayor área de superficie corporal tendrá el beneficio más significativo", agrega.

A su juicio, otras medidas que podrían ayudar incluyen asegurarse de programar eventos largos cuando el sol está más abajo en el cielo o por la noche. "Los eventos como el Maratón están programados para realizarse a primera hora de la mañana con el fin de que haya una baja exposición total al sol, algo que también podría considerarse para otros eventos. Otras cosas que se pueden hacer incluyen cambiar a rutas que tienen más sombra, o el uso cuidadoso de filtros solares para evitar quemaduras innecesarias", aconseja Downs, cuyo estudio también recomienda que el Comité Olímpico adopte normas y directrices específicas de protección solar.