La Junta reconoce que intensificará su plan de choque

SPC
-

Germán Barrios apuesta por un «feedback» con el Gobierno de España y avanza una segunda fase de medidas para el sector servicios y el comercio

El consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, durante la rueda de prensa telemática celebrada ayer. - Foto: Ical

La Junta de Castilla y León reconoce que las medidas puestas en marcha ya por elGobierno autonómico para hacer frente a los efectos del coronavirus son «insuficientes» y admite que tendrán que intensificar sus políticas y hacer un esfuerzo «más grande». Así lo avanzó ayer el consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, que reclamó financiación y recursos al Gobierno central, al tiempo que apostó por mantener la «lealtad» y un «feedback» con el Estado y las entidades locales. En su comparecencia telemática de ayer, junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, el titular de Empleo e Industria destacó que el paquete económico que ha movilizado la Junta se acerca a los 500 millones de euros, con 424 en diferentes planes, a los que se unirán 64 millones más previsto en la Estrategia de Empleo de la Comunidad, informa Ical.
Al respecto, Germán Barrios defendió la necesidad de poner en marcha un plan de contingencias, basado en la coordinación y la solidaridad, que implique tanto a la Administración estatal, como a la autonómica y local. Así, además de lo hecho hasta ahora por la Junta, señaló que será necesario iniciar una «segunda fase», para ayudar al sector servicios y al comercio, que reconoció han «sufrido tanto» por esta crisis sanitaria.
El titular de Empleo también explico sobre los planes territoriales de impulso de la actividad económica de Ávila y Soria que una vez se supere la situación actual de emergencia sanitaria, será necesario hacer un «balance» y determinar con la Consejería de Economía y Hacienda los recursos con que cuenta la Junta para implementar sus políticas. En ese caso, añadió, habrá que fijar prioridades y, apostilló, una de ellas es la «cohesión» social.
Por ello, Barrios criticó que el Gobierno, con «nocturnidad» y sin consenso, vaciara de contenido la política de formación de las comunidades y se quedara con 80 millones que a su juicio debía seguir recibiendo Castilla y León, lo que supone el 50% del total previsto. También censuró que se publicara a medianoche del domingo el Real Decreto que limitaba la actividad no esencial y que no se haya pagado a la Comunidad los 142 millones del IVA, pendientes de diciembre de 2017. Todo ello, reiteró el consejero, rompe con la «lealtad institucional» necesaria.
Esfuerzo «titánico»

Por otra parte, el consejero de Empleo subrayó el esfuerzo «titánico» para hacer frente al impacto del coronavirus, que recordó ha dejado ya los «peores» datos de la historia en materia de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social. No obstante, valoró que Castilla y León haya sido una de las tres comunidades con mejor comportamiento interanual. 
Por ello, Barrios valoró que la Junta haya adoptado una serie de medidas para mantener el empleo y el tejido productivo, manteniendo un «equilibrio», a su juicio, entre las políticas dirigidas a los trabajadores y a los empresarios. Este «primer golpe» contra los efectos del Covid-19 se ha traducido, según recordó, en varias líneas de crédito y ayudas.