scorecardresearch

China niega que haya probado un misil hipersónico

Europa Press
-

Un portavoz del Ministerio de Exteriores chino asegura que fue "un test rutinario de un vehículo espacial" para verificar si es posible reutilizar equipos

China niega que haya probado un misil hipersónico - Foto: Xinhua vía Europa Press

El Gobierno de China ha negado este lunes que haya probado un misil hipersónico con capacidad nuclear y ha asegurado que lo que parecía tal era en realizar un ensayo rutinario de un vehículo espacial, nada que ver por tanto con un supuesto programa armamentístico.

Pekín ha salido así al paso de una información publicada por el Financial Times, que citaba varias fuentes para acreditar que las Fuerzas Armadas chinas efectuaron en agosto un ensayo sin precedentes en el que un supuesto misil hipersónico recorría la órbita de la tierra antes del impacto.

El ensayo aparentemente concluyó en fracaso, ya que el proyectil habría aterrizado a 15 kilómetros del objetivo, pero según el 'Financial Times' sorprendió a la Inteligencia de Estados Unidos, por lo avanzado de la tecnología utilizada por el gigante asiático.

Zhao Lijian ha negado ante los medios esta información, asegurando que fue "un test rutinario de un vehículo espacial" para verificar si es posible reutilizar equipos, según la prensa oficial.

En este sentido, ha defendido que este tipo de ensayos son esenciales a la hora de reducir los costes de la carrera espacial, que Pekín circunscribe únicamente a fines pacíficos.

Estados Unidos y Rusia también han estado trabajando en misiles hipersónicos, que vuelan a cinco veces la velocidad del sonido y pueden maniobrar durante el vuelo, lo que los vuelve mucho más difíciles de rastrear.

En los últimos meses, responsables militares estadounidenses advirtieron sobre las crecientes capacidades nucleares de China, particularmente después de la publicación de imágenes por satélite de la construcción de más de 200 silos de misiles intercontinentales.

China no está sujeta a ningún acuerdo de control de armas y ha rechazado entablar conversaciones con Estados Unidos sobre su arsenal y política nuclear.