El kickboxing se adapta a la nueva realidad

A.S.G.
-

Nuevas distancias, medidas de protección, desinfección de zonas de entreno y controles de temperatura en el Núcleo de Tecnificación del CUM Carlos Sastre

El kickboxing se adapta a la nueva realidad

Como en otros deportes, toca readaptarse. Y se adapta a la nueva realidad el Núcleo del Centro de Tecnificación Territorial de Kickboxing del CUM Carlos Sastre que gestiona el Ávila Kickboxing Academy, que con la reapertura de las instalaciones en Fase 1 para deportistas reconocidos como de Alto Nivel y Alto Rendimiento, junto con sus entrenadores deportivos, ha  tenido que adaptar sus instalaciones para poder cumplir con los protocolos.
Según se explica desde AKA, el Ayuntamiento de Ávila ha aprobado la apertura de estas instalaciones bajo las estrictas medidas marcadas en un protocolo con premisas como la asistencia mediante cita previa, toma de temperatura y control de deportistas para comprobar que no tienen posibles síntomas compatibles con el COVID-19, medidas de desinfección de materiales y zona de entrenamiento o la recolocación de la zona de entrenamiento para garantizar la distancia recomendada. Una distribución que ha modificado sustancialmente el espacio habitual sobre el que el entrenaba el mencionado club.
El club ha puesto a disposición de los entrenadores  y deportistas material de protección, bandejas de desinfección de calzado,  geles hidroalcohólicos, más de 1.000 mascarillas y protecciones, zonas delimitadas para el distanciamiento necesario así como estrictas normas de limpieza antes y después del turno de entrenamiento. Todo ello para el desarrollo normal de su actividad.
Desde el Ávila Kickboxing Academy se explica que este paso de reactivación deportiva en Fase 1 es también una prueba de viabilidad del comienzo de la actividad que debería producirse en Fase 2.
Hasta el 50 por ciento. La Unión de Federaciones Españolas de Deportes de Combate han solicitado al Consejo Superior de Deportes que los espacios deportivos cubiertos sean incluidos en Fase 2 junto a museos, locales de hostelería y restauración entre las actividades cuyo aforo puede incrementarse hasta el 50 por ciento a juicio y criterio de las comunidades autónomas. «Podría ser la tabla de salvación y un poco de oxígeno para los más de 4.000 clubes deportivos de toda España, que sirven como centro de la actividad económica de miles de autónomos y técnicos deportivos que prestan servicios a cerca de 300.000 deportistas federados» indican en su petición.