Abierta la eliminación de restricciones por lengua azul

B.M
-

UPA señala que en la región solo la provincia abulense tiene medidas de este tipo en Arenas de San pedro, Candeleda, El Barco de Ávila y Sotilllo de la Adrada

Abierta la eliminación de restricciones por lengua azul

La Junta de Castilla y León abre una puerta a la eliminación de las medidas de restricción por lengua azul, una acción que podría hacerse realidad el próximo año aunque dependerá de la evolución que se vaya produciendo.
Esta posibilidad se conoció en una reciente reunión con la Dirección General de Producción Agropecuaria de la institución regional para abordar el problema de la lengua azul donde estuvieron presentes organizaciones agrarias como UPA o Asaja, según la información que llegó a este periódico, así como veterinarios responsables del Servicio de Sanidad Animal de la dirección general. Se contó con el veterinario responsable de la Agrupación de Defensa Sanitaria (ADS) de la comarca de El Barco de Ávila y el presidente de la ADS, Antonio Hernández.
Según informa Asaja, en la reunión los técnicos veterinarios de la administración regional expusieron la situación actual de la enfermedad, indicando a todos los allí presentes que según se vaya viendo la evolución de la enfermedad y del mosquito transmisor de la misma a lo largo del presente año 2019 se estudiará la posibilidad de eliminar la vacunación obligatoria en la provincia de Ávila frente al serotipo 4 de la enfermedad de la lengua azul de cara a 2020. 
En este sentido desde UPA se habla de que se tendrá que ver la evolución de la situación de la lengua  azul en Extremadura y si se mantiene sin incidencia alguna a lo largo de todo este año  lo que, si se une a que no aparezcan focos en la provincia abulense, puede posibilitar que se den los pasos oportunos para la eliminación de las restricciones obligatorias para los ganaderos abulenses el próximo año.
En este sentido, desde esta organización agraria se recuerda que «en nuestra comunidad autónoma solo nuestra provincia está sujeta a las actuaciones protocolarias decididas para este fin, y concretamente afecta a las comarcas veterinarias de Arenas de San Pedro, Candeleda, El Barco de Ávila y Sotillo de la Adrada». Es por ello que la organización agraria llevó el malestar de los ganaderos de la Unidad Veterinaria de El Barco de Ávila «porque no se haya eliminado esta zona como susceptible de las medidas restrictivas y de vacunación, cuando las características climáticas en la zona de la comarca veterinaria de El Barco de Ávila no son precisamente cálidas, que es donde el vector de la lengua azul es más propenso a propagarse», señalan.