El coronavirus tiene nula supervivencia en el mar o piscina

EFE
-

Los expertos piden, no obstante, evitar las aglomeraciones en las zonas de baño y extremar la higiene en ellas, duchándose incluso con jabón antes de acceder

El coronavirus tiene nula supervivencia en el mar o piscina - Foto: SERGEI ILNITSKY

Ante la llegada del calor y las vacaciones estivales era necesario tener una respuesta sobre el comportamiento del SARS-CoV-2 en el agua y la ciencia reveló ayer la escasa supervivencia de los coronavirus en el este medio, que se convierte en nula en el mar o en piscinas cloradas. Eso sí, los expertos inciden en la importancia de evitar las aglomeraciones en las zonas de baño y de mantener en esas áreas las mismas medidas preventivas, sobre todo de higiene y distancia.
El SARS-CoV-2 responsable de la COVID-19 «no tiene ninguna opción» ni en la playa ni en la piscina, explicó el investigador Joan Grimalt, coautor del informe que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha elaborado a petición de la Secretaría de Estado de Turismo.
España encara ya la nueva normalidad y sus casi 8.000 kilómetros de costa constituyen una de las bases más sólidas sobre las que se asienta el sector turístico, que representa un 15 por ciento de la riqueza nacional. «Paciencia»; es lo que no se cansó de pedir Grimalt e incidió en la importancia de evitar aglomeraciones y de que los veraneantes atiendan las recomendaciones y las normas de los municipios a los que se desplacen para que disfrutar de esos espacios sea, además de posible, una acción «solidaria». España, expresó el investigador, vive en buena medida del turismo de playa y en los próximos días va a reabrir sus fronteras. «Sería una noticia nefasta para el sector que surgiera un brote en una playa», alertó.
Por otro lado, sí puede ser mayor la supervivencia de este coronavirus en otros medios acuáticos, como los ríos, los lagos, las presas o las pozas, según el mismo estudio.
El científico del CSIC recordó que el virus responsable de esta pandemia «se contagia por el aire, de persona a persona», y especificó que los coronavirus son precisamente los patógenos que peor sobreviven en el agua. «El riesgo está en que haya gente cerca y lo transmita», agregó.
Grimalt especificó que, además de la Secretaría de Estado de Turismo, han recibido consultas de organizaciones profesionales, como las asociaciones que reúnen a los gestores de piscinas, para conocer sus recomendaciones.
El investigador insistió en que lo principal es limitar el aforo para evitar las aglomeraciones y sumó la importancia de vigilar y desinfectar las partes exteriores de la piscina -los bordes o las tumbonas- y ducharse siempre antes del baño y hacerlo incluso con jabón.
A su juicio, prohibir el baño en algunos lugares del interior peninsular -como ríos o pantanos- sería una medida «exagerada», pero opinó que, cuando exista la posibilidad y esa opción, «mejor optar por la piscina», en las que el agua deberá estar «convenientemente clorada y controlada».
El investigador rechazó las desinfecciones masivas de espacios naturales como playas o riberas con procedimientos similares a los que se están empleando en zonas urbanas, ya que las supervivencia del virus es baja en esos ámbitos.