La Junta inyectará 100 millones de liquidez para empresas

SPC
-

El Ejecutivo regional aplaza el pago de los impuestos de Sucesiones y Transmisiones Patrimoniales a 38.000 contribuyentes, con un impacto total de 42 millones de euros

La Junta inyectará 100 millones de liquidez para empresas - Foto: Ical

La Junta de Castilla y León inyectará de forma inmediata, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) y en colaboración con Iberaval, 100 millones de euros de liquidez para llegar a 3.000 empresas y que puedan proseguir con su actividad y hacer frente a la situación económica derivada del impacto de la crisis sanitaria causada por el Covid-19.
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, presentó un paquete de medidas que incluye también el aplazamiento del pago y la liquidación de los impuestos de Sucesiones y Donaciones y Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, lo que dejará en el bolsillo de 38.000 contribuyentes un total de 42 millones de euros. Ambas políticas fueron acordadas en el marco del Diálogo Social para hacer frente a la crisis del coronavirus, según un comunicado recogido por Ical en el que informa la Junta.
En primer lugar, Fernández Mañueco explicó que se aplaza el cobro de los impuestos de 38.000 contribuyentes aproximadamente por sucesiones y donaciones, así como por transmisiones patrimoniales onerosas y actos jurídicos documentados de personas físicas, pymes y autónomos. 
Una orden de la Consejería de Economía y Hacienda adopta esta decisión extraordinaria, de carácter temporal y de apoyo financiero, cuyo impacto asciende a aproximadamente 42 millones de euros y que permite inyectar liquidez en la economía de Castilla y León al disponer los contribuyentes de estas cuantías durante un plazo mayor de tiempo.
«Se quiere transmitir tranquilidad a la población facilitando la ampliación de los plazos inicialmente por un mes y, en sucesivos meses, si fuera necesario en caso de alargarse el estado de alarma decretado por el Gobierno», explicó la Junta. La vigencia se extenderá hasta la finalización del estado de alarma.
Por otra parte, la Junta inyectará de forma inmediata, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) y en colaboración con Iberaval, 100 millones de euros de liquidez para llegar a 3.000 empresas, a través de préstamos avalados junto a Iberaval con el objetivo de dar un impulso a la actividad económica.
La primera de las cuatro líneas será para sostener a micropymes y autónomos bonificados y estará dotada con 20 millones de euros; la segunda busca el mantenimiento de la actividad empresarial de las pymes, a través de la reorientación de las líneas de ‘ICE Financia’ que movilizará 40 millones de euros para circulante; la tercera permitirá obtener financiación de circulante e inversión para soluciones digitales de urgencia vinculadas al teletrabajo y la modernización de empresas, para lo que dispondrá de 25 millones, y la cuarta, con 15 millones, se dirige al aplazamiento en el pago de las cuotas sobre créditos.
Micropymes y autónomos

En concreto, el Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE), pondrá a disposición de micropymes y autónomos una línea para incrementar su liquidez y ayudarlas al sostenimiento de sus actividades críticas por la crisis sanitaria. Para ello, facilitará préstamos de entre 6.000 y 40.000 euros sin intereses. Esta línea de avales tendrá una carencia de hasta 12 meses, una amortización de tres años, y permitirá bonificar los costes de las operaciones solicitadas por pymes de hasta cinco trabajadores y autónomos. 
Movilizará un total de 20 millones de euros y se podrán materializar 600 operaciones de crédito por un importe máximo de 40.000 euros con una bonificación del 100 por 100 de los costes financieros.
Por último, la Junta pondrá en marcha el aplazamiento en los pagos de las cuotas de los créditos de la Lanzadera Financiera, que supondrá un ahorro de 15 millones de euros en los créditos de los programa de Reindustrialización y de Crecimiento Empresarial.