scorecardresearch

30 años del primer olímpico abulense

A.S.G.
-

Santiago Moreno y Ángel Hernández se convertían en los primeros deportistas abulenses en unos Juegos Olímpicos, los de Barcelona'92, que estos días celebran su 30 aniversario

30 años del primer olímpico abulense - Foto: Archivo

Treinta años han pasado ya. «Parece que fue ayer».Tres décadas desde los Juegos Olímpicos de Barcelona'92, un evento para la historia por todo lo que supuso.Dijo Antonio Samaranch, entonces presidente del Comité Olímpico, que fueron «los mejores juegos de la historia» y pese al paso del tiempo, no se equivocó. Porque Barcelona'92 fue un antes y un después. Lo fue para Barcelona como ciudad, para España como país, para su sociedad pero sobretodo para su deporte, que a partir de ese momento vivió un despertar. Y lo fue también para el deporte abulense, hasta entonces huérfano de olímpicos. Porque hasta ese momento la historia había privado al deporte de Ávila de una cita olímpica. Aquel verano de 1992 tuvo dos, Santiago Moreno y Ángel Hernández, dos saltadores, el primero en triple salto, el segundo en longitud, que abrieron una senda para otros que vinieron después.Porque resultados a parte, fueron pioneros.

Se cumplen 30 años los JJ.OO. de Barcelona'92. Un buen momento para recordar lo mucho que supuso un evento con el que se volcó toda España. Y al apoyo social, respondieron los deportistas, que elevaron el botín hasta las 22 medallas, un límite hasta ahora insuperable. Eran las 6 de Moscú 1980 el mejor resultado. Se quedaron cerca las 20 de Atenas 2004 o Londres 2012. Pero como Barcelona'92, ninguna. Fue el despertar para el deporte español, reconocido como merecía a partir de entonces.

«Fue un antes y un después» tiene muy claro Santiago Moreno, que apenas un año antes –1991– de cumplir su sueño de vivir una Olimpiada batía el récord de España –   16,93 metros– del triple salto. Una marca que estaría vigente casi 25 años, los que PabloTorrijos tardó en superar con 17,03. Fue una etapa de su carrera deportiva que recuerda con cariño. Con este 30 aniversario aquellos recuerdos vuelven a estar muy vigentes. Mucho más en una semana en la que, hace 30 años, estaba en Barcelona saltando en el foso de Monjuitc. «Quiso el calendario de pruebas –el atletismo arrancó el 31 de julio– que fuera el primero en debutar» recuerda SantiagoMoreno estos días. Una simple casualidad que le ha llevado a ser el primer olímpico abulense.Fue el 1 de agosto de 1992. «Fui un pionero, pero fue por casualidad» ironiza. Ángel Hernández saltaría el 5 de agosto.

30 años del primer olímpico abulense30 años del primer olímpico abulense - Foto: ArchivoSon días en los que SantiagoMoreno mira hacia atrás. «Lo que más recuerdo es la entrada en el estadio, con todo el mundo apoyándonos» explica el ex atleta abulense. «Como deportista siempre quise ir a los Juegos Olímpicos».No lo tuvo fácil. «Lo vi muy negro». Una grave lesión le mantuvo al límite.No fue hasta última hora cuando cuando se ratificaba su presencia en la lista olímpica. «Al final conseguí estar a mi nivel» señala en lo que fue una carrera contrarreloj desde que a finales del mes de junio, una semana antes del Campeonato de España, una tendinitis en su talón izquierdo casi tira por  tierra todo su trabajo. «Barcelona era mi última oportunidad de estar en unos JJ.OO. y lo conseguí, aunque costó mucho».

El resultado, lo de menos. No fue su mejor actuación. «Es verdad que no salté mucho» sonríe ahora cuando recuerda su actuación. Sus problemas en el talón no le dejaron hacerlo mejor. Su mejor salto fue de apenas 16,04, casi un metro por debajo de los 17 metros que se necesitaban para pasar a la final. Una marca discreta, aunque la única que ha conseguido un saltador abulense en unos Juegos Olímpicos. Porque si SantiagoMoreno es el 'primer' olímpico, también es el único que ha conseguido hacer marca. Con tres nulos acabó su actuación en longitud ÁngelHernández. Tres nulos haría también Conchi Paredes en Atlánta 1996 o RaúlChapado en Sidney 2000. Parece 'gafado' el atletismo abulense cuando de unos JJ.OO. se trata. Viajaría a Tokyo 2020 la abulense Andrea Jiménez con el equipo del 4x400 Mixto, pero acabaría siendo el descarte. Aún con todo ello, «ojalá podamos seguir teniendo olímpicos aunque hagan tres nulos, porque el simple hecho de participar ya es algo muy destacado. En muchas ocasiones nos quedamos sólo con el resultado, pero estar en unos Juegos Olímpicos, donde están los mejores del mundo, ya es algo relevante. Es muy complicado, no siempre se consigue» reivindica Santi Moreno, que recuerda algo que se suele olvidar, y es que «para que haya campeones tiene que haber otros que no lo sean». Pero estar en unos Juegos Olímpicos ya es un triunfo.

«Con el tiempo lo ves claro, pero lo cierto es que en el momento fue duro» recuerda ÁngelHernández, el otro representante del atletismo abulense en aquella cita histórica. Porque acabó su concurso con tres nulos y el último de ellos lo tiene clavado en el recuerdo. Acudía a la cita con 8,17 y la final exigía 8,05.Parecía posible. En el primero pisó la plastilina con la puntera, en el segundo con el talón.Todo quedó para el tercero.  Y la suerte jugó en su contra. «Es uno de esos momentos que aún recuerdo.  Porque en el tercer salto yo me veía en la final». Arañó la pastilla. «El juez dudó, pero acabó por levantar la bandera roja. Fue un momento tremendo».

30 años del primer olímpico abulense30 años del primer olímpico abulense - Foto: ArchivoAún con todo «fue un momento muy especial.Siempre lo es disputar unos Juegos Olímpicos, pero mucho más si son en tu casa». Como SantiagoMoreno aún recuerda el cariño del público, pero no menos todo lo que rodeó a una cita «que ya se ve lejos».

Voluntarios y relevistas. Son muchos los recuerdos que estos días afloran en el 30 Aniversaro de los Juegos Olímpicos de barcelona'92. Recuerdos no sólo entre los deportistas, sino entre los muchos que los hicieron posibles, como los voluntarios o los propios relevista de la antorcha. Y en ambos casos los hubo abulenses. En sus 5.570 kilómetros de recorrido por España fueron 9.172 relevistas los que portaron el fuego olímpico, diez de ellos abulenses. José RamónAlonso, entonces redactor jefe de ElDiario de Ávila o Luis María Soto, periodista, RaúlSampedro, atleta, Eva Garcinuño, José AntonioSánchez, María Gloria Molinero, María López,Rosa Teresa Cánovas, José Daniel Cánovas o Alicia Cánovas fueron partícipes de aquel momento. A buen seguro, estos días son también fechas de recuerdos para ellos.