En marcha las ayudas para agua embotellada y cisternas

I.Camarero Jiménez
-

La Diputación destina al abastecimiento de agua una partida global de 165.000 euros, 15.000 más que el año anterior

En marcha las ayudas para agua embotellada y cisternas - Foto: Alberto Rodrigo

De momento la situación no es preocupante: la sequía extrema que sufrimos el verano pasado ha dado paso a un otoño y un invierno en el que las reservas en general se han recuperado. Aún así, la Diputación, en previsión y como hace cada año ha hecho públicas las bases de subvenciones para los municipios de la provincia de cara al suministro de agua embotellada y mediante cisternas. En esta ocasión además la partida crece para la ocasión ya que si el año anterior se destinaron 100.000 y 50.000 euros respectivamente, ahora son 100.000 y 65.000.
De momento ninguno de nuestros municipios está haciendo uso de ello, apuntan desde la institución provincial, pero cierto es que el verano pasado no fueron pocos los que acudieron a esta línea de ayudas. 
Sin ir más lejos y según los datos facilitados por la Diputación en el caso de las cisternas y hasta completar la ayuda de 50.000 euros los municipios que contaron con esta subvención fueron Navarredondilla, Solosancho, Cabezas Altas (en término de Navatejares), Sanchorreja, Navahondilla, La Horcajada, Bonilla de la Sierra y Gallegos de Altamiros. Hay que tener en cuenta que en estos casos la subvención de la institución provincial llega al 80% del gasto.
En todos los casos se trata de subvencionar los gastos de agua potable con cisternas para garantizar el suministro en los pueblos que  lo precisen.
De cara a esta anualidad el plazo para pedir ayudas comenzó con la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, lo que ocurrió el pasado 12 de marzo y se extenderá hasta el 15 de octubre.
Ese mismo día salieron a la palestra con la publicación oficial las ayudas para el suministro de agua embotellada en los municipios abulenses, en todos, pues es igual que la anterior, para los menores de 20.000 habitantes. A este punto se destinan los otros 100.000 euros de los que hablábamos al principio.
El suministro consiste en el reparto de garrafas de 5 u 8 litros a aquellos municipios que tengan contaminados sus acuíferos (ya sea por arsénico, nitratos u otras sustancias nocivas) de modo que el agua no sea apta para el consumo humano. En este caso las ayudas se pueden solicitar durante todo el año natural, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre.
La situación este verano respecto a este tipo de abastecimiento fue complicada, de hecho cuando expiraba el mes de julio Diario de Ávila dio cuenta de la situación, que pasó por que 17 municipios recurrieron a la Diputación para dar solución a sus vecinos en forma de agua embotellada y otros siete más, que lo que habían pedido era la llegada de camiones cisterna para solventar la escasez. (Un ejemplo más de lo ocurrido, pero la situación fue variando).
Ese agua embotellada se reparte a razón de dos litros por persona empadronada y día. Mientras que en el caso de las cisternas son los propios ayuntamientos los que inician el trámite (con asesoramiento de la Diputación si lo solicitan) y contratan esos camiones cisterna a razón de 100 litros persona y día como máximo para después repercutir, como decíamos el 80% del coste de la factura a la institución provincial siempre que se cumpla el requisito de los 100 litros por habitante.
Entre otros, abastecidos con agua embotellada estuvieron Barromán, Bercial de Zapardiel, Blascosancho, El Bohodón, Cabezas de Alambre, Hoyorredondo, Rasueros, Constanzana/Jaraíces, Maello, Pedro Rodríguez, Salobral, San Vicente de Arévalo, Sinlabajos, Velayos, Villar de Corneja o Tiñosillos.



Las más vistas