Un domingo cualquiera...

A.S.G.
-

El Ávila Auténtica debía jugar con Chantada, el Real Ávila con el Bupolsa, el Colegios Diocesanos UCAV con el Sporting Uxama, El Fresno Venta El Soto contra el Opticalia... Pero el coronavirus dejó Ávila sin deporte

Un domingo cualquiera... - Foto: David Castro

Un domingo cualquiera, o mejor dicho, un fin de semana cualquiera el CUMCarlos Sastre, el Adolfo Suárez, el Manuel Sánchez Granado, el Sancti Spíritu, la Multiusos, el pabellón de San Antonio y cada uno de los espacios deportivos de la ciudad habrían rebosado de actividad. Pero este fin de semana no. Este fin de semana quedaron vacíos, como quedaron el anterior y como quedarán los próximos. Hasta cuándo no se sabe, pero la espera será larga. Quizás algunos ya no los pisen tras un año haciéndolo con regularidad.
Se quedó el CUMCarlos Sastre vacío, huérfano de una plantilla a la que el coronavirus, probablemente, haya cortado el sueño de haber devuelto al Óbila Club de Basket a la LEBPlata. Los chicos de José Antonio Sánchez debían haber jugado esta semana ante el Seguros Ucoga Chantada en un partido en el que, de haber vencido, habrían dado el paso definitivo –tal vez no matemático pero algo más que virtual y psicológico– hacia los playoffs. No les dejó la crisis del coronavirus. Quién sabe si volverán a pisar el parqué abulense. Ante la incertidumbre de todo el club ha rescindido los contratos de una plantilla y un cuerpo técnico que se merecían otro final diferente al que se han visto empujados por esta crisis sanitaria.    
El mismo silencio ‘retumbó’ en el Adolfo Suárez, un estadio en el que el Real Ávila tenía una cita este fin de semana de nuevo ante su afición y ante el Bupolsa. Era una visita para redimirse, para ‘expiar’  los pecados del 0-1 ante La Virgen del Camino, el último recuerdo en los aficionados encarnados de una competición que, como en el caso del baloncesto y otras muchas, pende de un hilo, más cerca de la suspensión que de la reanudación. El fútbol se paró para 15 días y los quince días se han cumplido. Los cumplió el Colegios Diocesanos UCAVen lo alto de la Regional de Aficionados en medio de un parón que este sábado tenía reservado para ellos un duelo clave en la pelea por el ascenso. Llegaba a Ávila el Sporting Uxama, tercero, mientras la Cultural Deportiva Cebrereña vigilaría de lejos, desde Soria, lo que ocurriera en un partido que podía acercar a ambos a Tercera. Hubiera sido en un Sancti Spíritu que, como el Manuel Sánchez Granado, este fin de semana no acogió a los más pequeños. Son ya dos semanas sin competición en ninguna de las categorías, ni federadas ni aficionadas, donde el Opticalia, líder de la Liga Pinturas Pinpocho, y El FresnoVenta El Soto, tercero, debían verse las caras. A ellos también se les echa de menos.
Quedó vacía la Mulitusos y los pabellones del Vasco de la Zarza, Isabel de Castilla o  Alonso de Madrigal sin el fútbol sala, como quedaron huérfanos la Ciudad Deportiva o el pabellón de San Antonio, donde el Casa Social aguardaba la disputa de la final por el título en la Segunda División Masculina y Femenina. No corren ya sobre la pista las ruedas del hockey, ni hay placajes en la Ciudad Deportiva, no se corre sobre la Ciudad Deportiva ni hay pádel en las canchas de Ávila. Definitivamente éste no es un domingo cualquiera.