Casado llama a evitar que manden los extremistas

SPC
-

Casado llama a evitar que manden los extremistas - Foto: Rafa Alcaide

Para el presidente del PP, Pablo Casado, está claro que si gobierna tras las elecciones del 28-A no va a permitir que en España «manden terroristas, independentistas y comunistas», en referencia a los «amigos» del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.
Así lo aseguró ayer en Córdoba, donde cuestionó el reparto de Ministerios en un hipotético Gobierno del líder socialista, avisando en este caso que en las generales «se vota la disolución de España o el mantenimiento del sistema democrático constitucional», por «mucho que a algunos les interese hablar de Franco o de debates para dividir a la sociedad». 
En esta línea, preguntó «¿qué Gobierno construye Sánchez?», si pone como «ministro del Interior a Pablo Iglesias, que se lo ha pedido; de Exteriores a Puigdemont, con casa pagada en Waterloo; de Justicia, a Torra, y ahora tenemos al ministro Otegi». «¿Va a ser de ministro de Defensa, ahora que el PNV quiere sacar al Ejército del País Vasco?», sugirió el dirigente conservador. 
Por ello, lamentó que «se prometa lo que no se puede cumplir, ni pagar» y que «se pretenda aprobar con los enemigos de España». De ahí que tache de «absolutamente inadmisible que Arnaldo Otegi se vanagloria por haber recibido numerosas llamadas del PSOE para aprobar los decretazos», de modo que «ha sido clave en esa negociación y lo va a ser más en el futuro Gobierno de España», sentenció. 
Casado quiso recordar que «Otegi pedía champán en la cárcel para celebrar los asesinatos de ETA», motivo por el que el mandatario popular señaló que «nunca había visto tal indignidad democrática, que un Gobierno del PSOE, que también ha sufrido víctimas del terrorismo de ETA, ruega los votos de Bildu y acepta que luego se regodee en su cara diciendo que son decisivos y que terroristas fueron ellos con los GAL».