Suspendidas las tres romerías de la Sierra de Ávila

P.R.
-

Se trata de los actos religiosos que se iban a celebrar en las ermitas de las Fuentes, Rihondo y del Espino, que en condiciones normales se hubieran celebrado el fin de semana del 19-20 de septiembre

Suspendidas las tres romerías de la Sierra de Ávila

La Sierra de Ávila  no podrá celebrar el próximo fin de semana (19-20) las tradicionales romerías que congregan a cientos de personas en tres rincones impresionantes de la Sierra de Ávila y que en condiciones normales se hubieran celebrado el tercer fin de semana de septiembre. Son las romerías de la Virgen de Rihondo, que hubiera tenido lugar el sábado 19 y las de las Fuentes y el Espino, el domingo 20.  La pandemia provocada por el COVID-19 se ceba una vez más con las tradiciones abulenses, en este caso en estas tres romerías.
La romería de la Virgen de las Fuentes, hasta donde alcanza la memoria de los más antiguos del lugar, ni siquiera la Guerra Civil española fue capaz de suspender el afán de sus fieles devotos. Algo que en este caso si que ha hecho esta pandemia. En el caso de las romerías de Rihondo y del Espino, desconocemos si algún acontecimiento a lo largo de los años fue capaz de suspender estos actos religiosos.
Sobre la romería de la  Virgen de las Fuentes, el ayuntamiento de -san Juan del Olmo y la Hermandad de Nuestra Señora de las Fuentes emitieron un bando en el que anunciaban la suspensiòn de esta romería. «Comunicamos  la triste decisión –señalan– de cancelar todos los actos de la Romería de Nuestra Señora Virgen de las Fuentes, que estaban programados para los días 19 – 20 de septiembre», se indica en el mencionado bando en el que también se anuncia que el ayuntamiento y la parroquia también han decidido la suspensión de las fiestas patronales de octubre en honor a la Virgen del Rosario y todos sus actos que lo comprenden. «A la fecha, la situación actual de la pandemia por el COVID-19 es de extrema gravedad, y siguiendo las indicaciones sanitarias de la Junta de Castilla y León, cancelamos cualquier acto que pueda suponer un mínimo de riesgo para la población, en un ejercicio de responsabilidad pública ante la crisis excepcional que estamos viviendo en nuestro país», se menciona en el señalado bando. De esta forma la tranquilidad que reina todo el año continuará en estos rincones de la sierra, en unas jornadas en las que el bullicio, la algarabía  y el júbilo hacia nuestra Señora, bajo esas advocaciones marianas, serán la tónica dominante, incluso en ese fin de semana.