El invierno se despide con temperaturas más cálidas

E.Carretero
-

La temporada invernal cerró en Ávila con una media de 6,8 grados, un valor más elevado que el habitual, de 4,1 grados entre 1981 y 2010, siendo de hecho febrero el más caluroso desde 1951, tras alcanzar registros de hasta 25,5 grados en Candeleda

El invierno se despide con temperaturas más cálidas - Foto: Ana I. Ramirez

La primavera, que se espera más cálida y seca de lo habitual, dio comienzo este viernes poniendo fin a  un invierno que ha sido muy cálido en la mayor parte de Castilla y León y con escasa precipitación, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Así, en el conjunto de la región, el trimestre invernal se ha caracterizado por la variabilidad, con largos periodos de estabilidad, alternados con borrascas profundas que han dejado registros de precipitación y viento con consideración de efemérides. Además, la escasez de situaciones de componente norte ha facilitado unas temperaturas muy por encima de su promedio, con pocos días de helada y con registros extremos en gran parte de la Comunidad en el mes de febrero. De hecho, en provincias como Ávila el invierno ha registrado temperaturas medias más altas que lo que es habitual, con 6,8 grados frente a los 4,1 que de media se registraron entre los años 1981 y 2010. Esto supone que la temperatura media de este invierno en Ávila  ha sido 2,7 grados más elevada que la de los treinta años en cuestión, siendo de hecho la provincia de Castilla y León donde más ha aumentando la temperatura en invierno en relación con el periodo en cuestión.  
En cuanto a la temperatura media de la región, ésta ha sido 6,7 °C valor que queda 2,1 °C por encima de la media de la estación. De hecho, desde 1951 ha sido, junto al invierno 1989-1990, el más cálido.
Además, y en general, todas las estaciones de Castilla y León superaron las temperaturas máximas que de media se registran durante el invierno. Así ocurrió en la estación de Ávila, en la ubicación actual desde 1983, donde la temperatura máxima media se situó en 12,1°C , mientras que el valor anterior era de casi un grado menos, en concreto de 11,3 °C registrados en el invierno 2018-2019.
De hecho, en el segundo mes del año la temperatura más alta de Castilla y León se registró en Candeleda con 25,5 °C y la más baja en Cuéllar el día 20, con -7,7 °C. Teniendo en cuenta el promedio de todas las estaciones de la Comunidad ha sido el febrero más cálido desde 1951, tanto de temperatura media como de media de máximas mientras que en media de mínimas ocupa el 4º puesto.
Por su parte enero fue en general fue seco con una precipitación que estuvo en torno al 35 y 40 por ciento por debajo de su promedio. La primera quincena del mes se caracterizó por la estabilidad, mientras que en la segunda mitad las precipitaciones se registraron de manera prácticamente continuada, con episodios de viento fuerte con la presencia de la borrasca ‘Gloria’. Así, el 19 de enero de 2020 se registraron rachas de 109 Km/h en Velilla del Río Carrión (Palencia), 103 Km/h en Candeleda (Ávila) y 99 Km/h en Villameca (León) y Carrión de los Condes (Palencia).