"Esta crisis está cambiando hábitos alimentarios y físicos"

J.M.M.
-

La doctora en Nutricia Rosario Pastor Martín, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UCAV, considera que es fundamental seguir una dieta «equilibrada, variada y suficiente»

"Esta crisis está cambiando hábitos alimentarios y físicos"

«La crisis del COVID-19 está cambiando nuestros hábitos alimentarios y de actividad física». Así lo asegura la doctora en Nutrición Rosario Pastor Martín, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica de Ávila (UCAV).
En las últimas semanas, los españoles hemos dejado los establecimientos de alimentación vacíos por el pánico desatado por la crisis del COVID-19. Esta crisis está cambiando no solo nuestros hábitos higiénicos, sino también los hábitos alimentarios y de actividad física por el mayor tiempo que pasamos en casa, afirma Pastor.
La doctora en Nutrición de la UCAV está convencida de que «si durante este período disminuimos la actividad física, nuestros requerimientos energéticos disminuirán». Por lo que considera muy importante seguir una dieta equilibrada, variada y suficiente, adaptando el contenido energético de esta a la nueva situación. «Es más probable que picoteemos pues comemos por aburrimiento o de forma emocional. Por tanto, debemos evitar tener alimentos ricos en grasas saturadas y azúcares a nuestro alcance», recalca.
A su vez, precisa que «debido a que es un hambre emocional, tenemos que intentar mantenernos ocupados y seguir realizando actividad física. Aunque resulta más complicado, hay que ser creativos y encontrar una manera de realizar ejercicio físico en casa». La profesora de la UCAV aconseja realizar ejercicios aeróbicos y también para mantener el tono muscular. Internet nos aporta muchos recursos, y ya están circulando pautas dadas por especialistas en planificación deportiva para realizar ejercicio en casa y evitar caer en una inactividad que nos puede generar problemas de sobrepeso.
Cocinar y comer en familia. Rosario Pastor mantiene que es un buen período para comer en familia y compartir con los niños el hábito de cocina, «ya que este es muy saludable y una excelente herramienta pedagógica. Favorece su aprendizaje, ayudándoles a desarrollar habilidades motoras al manipular los alimentos, matemáticas al contar y medir los ingredientes y de lectura al tener que leer las recetas».
Y añade que «cuando que llegue la hora de comer, comamos todos juntos y comamos lo mismo, sin distracciones como la televisión y otros aparatos electrónicos. Pongamos la mesa untos y ayudemos a recogerla».

 

Claves para una dieta óptima
Rosario Pastor presenta una serie de claves para una dieta óptima y una compra planificada y duradera durante la cuarentena.Para ello es «fundamental planificar bien la compra con el fin de poder mantener una dieta óptima para estar bien nutrido y mantener las defensas altas».
Disfrutar de la comida.
Consumir una dieta variada en cantidades moderadas.
Repartir los alimentos en 3-5 comidas al día sin olvidar el desayuno.
Aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal. Las legumbres ahora son un producto estrella.Priorizar el consumo de frutas y hortalizas.Consumir cereales (pan, pasta, arroz) y patata.
Moderar el consumo de carne y derivados cárnicos muy grasos. Incluir pescado en la dieta, sin olvidar los pescados azules. 
Los huevos son un producto muy interesante durante este período, ya que son una fuente excelente de proteínas de alto valor biológico, principalmente la clara.
no olvidar el consumo de lácteos como principal fuente de calcio.
Las conservas pueden ser un recurso estupendo en estos días, recordando que las personas hipertensas deben limitar su consumo, pues contienen sal.
Los frutos secos son buena fuente de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados. Se deben consumir preferentemente crudos y sin sal añadida.
Utilizar preferentemente aceite de oliva para crudo y para cocinar.
Debemos reforzar la ingesta de alimentos ricos en vitamina D (pescado, yema de huevo, lácteos).
Limitar el consumo de sal y de alimentos que la contienen.
Beber aproximadamente 2 litros de agua al día (8 vasos).
Evitar variaciones bruscas de peso e intentar mantener este dentro de los límites aconsejados.
Realizar al menos 30 minutos al día de actividad física.

 

Dieta mediterránea.

Por otra parte, Rosario Pastor defiende que «la dieta mediterránea es la mejor opción para afrontar el confinamiento», y así lo hizo durante la tercera sesión de las Jornadas Virtuales Multidisciplinares que la Universidad Católica de Ávila está impartiendo por Instagram Live y que este lunes protagonizó. Pastor insistió en que «la dieta mediterránea aporta todos los nutrientes que necesitamos durante el periodo de confinamiento: es variada, rica en frutas y verduras que nos van a aportar nutrientes antioxidantes imprescindibles».