El PP pide no ejecutar embargos por impuestos impagados

E.Carretero
-

Los concejales populares consideran que «simplemente demorar el momento de pago de un impuesto, sin bonificarlo ni dar facilidades de pago, es aplazar y agrandar un problema»

El grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Ávila ha registrado una nueva medida económica para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia sanitaria de la COVID-19. Se trata de una propuesta encaminada a la interrupción de los procedimientos de embargo que vengan provocados por el impago de impuestos desde el establecimiento del estado de alarma.
De esta forma, los populares solicitan al equipo de Gobierno la suspensión de todos los procedimientos de embargo y ejecución por deudas tributarias locales de 2020 que se deriven de impuestos locales devengados después del 15 de marzo ya que, entienden, «muchos impagos vendrán causados por la situación extraordinaria en la que estamos inmersos».
La petición se extiende hasta enero de 2021, fecha a partir de la cual sería necesario «establecer procedimientos y convenios especiales de aplazamiento y fraccionamiento para el pago de las mismas, eliminando recargos e intereses», tal y como explican los concejales del PP en el Ayuntamiento de Ávila.
Es más, los ediles populares inciden en que «simplemente demorar el momento de pago de un impuesto, sin bonificarlo ni dar facilidades de pago, es aplazar y agrandar un problema, y no ser conscientes de la magnitud de la crisis económica que sufren cientos de familias en Ávila: autónomos, pymes, comerciantes y hosteleros que han tenido que cerrar su actividad o han reducido drásticamente su facturación, así como trabajadores que han visto muy mermado su salario por sufrir un ERTE».
Por este motivo, la formación popular recuerda de nuevo que el aplazamiento en el pago de tributos municipales debería ir previamente «aparejado a la anulación general para todos los abulenses de la subida del 8,6% del IBI, que ya era asfixiante para una ciudad sin crisis, pero que en la situación actual se hace del todo insostenible», aseguran los ediles del PP.
«Es indispensable reforzar el aplazamiento del cobro de los impuestos municipales con medidas de ayudas directas y, además, bonificaciones en dichos impuestos. Pero no sirve de nada implantar una ayuda directa a una familia o autónomo de 300 euros si luego se les cobra esa misma cantidad para el IBI», advierten desde el Partido Popular donde creen urgente la adopción de «medidas valientes de revitalización económica de la ciudad con una vigencia de varios meses más» que ya han implantado, aseguran, numerosos ayuntamientos. «No podemos permitirnos perder más tiempo. Urge activarlas ya», reclaman desde el PP.