Disfrutar de la riqueza ornitológica de la Sierra de Ávila

D.C
-
Disfrutar de la riqueza ornitológica de la Sierra de Ávila

Unas ochenta personas participaron el pasado sábado en un avistamiento de aves que se incluyó dentro de los actos de conmemoración del 350 aniversario de la Ermita de las Fuentes

Alrededor de ochenta personas participaron el pasado sábado en la I Jornada de Avistamiento de aves y sonidos en la naturaleza que, organizada dentro de los actos para conmemorar el 350 aniversario de la Construcción de la Ermita de las Fuentes, se celebró en la localidad de San Juan del Olmo, una actividad de educación y disfrute medioambiental de la Sierra de Ávila que contó con la participación de varios especialistas implicados en Ornitocyl (la Feria de Ornitología de Castilla y León) y una bióloga.
Comenzó la actividad a las ocho de la tarde, según informó Luis Carlos López, agente de desarrollo rural de San Juan del Olmo, con un agradable paseo hacia el yacimiento arqueológico de La Coba, para escuchar los sonidos que emiten algunas de las aves típicas que habitan la Sierra de Ávila, un ‘avistamiento sonoro’ y a veces también visual en el que se descubrieron especies como el águila, el buitre negro, la oropéndola, el cernícalo y otro buen número de aves.
Con el sol ya desaparecido, después de tomar un aperitivo para reponer fuerzas, los participantes en la jornada salieron de nuevo al campo, en esta ocasión al entorno de la Ermita de Nuestra Señora de las Fuentes, para escuchar los sonidos que destacan en la oscuridad y poner cara a la espectacular  sonoridad que tiene la noche en el medio natural.
Todos los participantes en esta iniciativa, tanto los ‘profesionales’ en el conocimiento de las aves como los aficionados a la naturaleza en general y a la ornitología en particular, quedaron «muy satisfechos por la actividad», que sus organizadores manifestaron que «queremos y esperamos que podamos llevar a cabo en próximas ediciones». La iniciativa, recalcaron sus promotores, sirvió también para reivindicar el enorme potencial que la Sierra de Ávila tiene como lugar para el conocimiento y disfrute de la naturaleza y las aves, no en vano parte de su territorio ha sido reconocido por su valor en este campo como zona LIC y ZEPA (zona de especial protección para las aves).