Búsqueda de savia nueva para seguir con los trasplantes

B.M
-

La celebración del Día del Donante universitario llevó a Alcer a instalar mesas informativas en diferentes centros con el objetivo de ofrecer información y 'captar' nuevos donantes

Búsqueda de savia nueva para seguir con los trasplantes - Foto: David Castro

La importancia de la concienciación sigue siendo uno de los pilares en la celebración cada año del Día del Donante Universitario, una jornada que se aprovecha para acercar a los jóvenes la importancia de ser donante de órganos y lo que puede suponer para la vida de otras personas y, quizá, para la de uno mismo.
De la mano de Alcer (Asociación de Lucha contra las Enfermedades Renales) durante toda esta semana se están realizando diferentes actos, como  fue el caso de una charla con personal de enfermería y el coordinador de transplantes de Ávila, donde también se aportaron experiencias personales, o la mesa informativa que se sitúo en la Escuela Nacional de Policía donde se aportó información y se pretendía conseguir nuevos donantes. El resultado fue positivo y se consiguieron, según explican desde Alcer, casi cien nuevos donantes.
Pero el objetivo propio de la universidad llegó este jueves con las mesas situadas en la Universidad Católica de Ávila, la Escuela de Educación y Turismo y la Escuela Politécnica, donde de nuevo se siguió ese doble sentido de informar y tratar de conseguir nuevos donantes. Ante todo se trata de puntos informativos a los que los jóvenes se pudieron acercar para tomar una decisión con todos los datos posibles.
El Presidente de Alcer en Ávila, José Manuel Martín Orgaz, explica que «siempre es bueno concienciar sobre donación de órganos porque todo el mundo lo puede necesitar y por eso damos información sobre en qué consiste, cómo mejora la calidad de vida de las personas» y así pretenden seguir trabajando.
En el caso de la situación de Ávila, explica que al tratarse de una ciudad pequeña, en el caso de la enfermedad renal se cuenta con unos 110 pacientes (es una cifra que suele ir variando) entre los que acuden a hemodiálisis y los que realizan diálisis peritoneal. También es cierto que no se suelen producir «muchos» trasplante s teniendo en cuenta la población que hay y los protocolos que hay que seguir.
Sí que se valora especialmente desde Alcer el servicio sanitario donde dice que son «una familia, en el día a día cogemos cariño al personal es una maravilla». Aún así, reconoce que sí que detectaron problemas con el transporte que «poco a poco va mejorando». Sobre ello, puntualiza que la inmensa mayoría que acude a la sanidad en la capital para el tratamiento de diálisis llega del medio rural, muchos de ellos también mayores, lo que supone seguir una ruta por varios pueblos donde se vieron problemas que se van solucionando.
Así lo explica el presidente de Alcer, una asociación que en el caso de Ávila cuenta con alrededor de 120 socios y que «vive», o «malvive, puntualiza, de las ayudas que llegan desde las administraciones o de los actos que van organizando.