Cada vez más cerca

Área 11
-

Tercera victoria consecutiva del Real Ávila, que se queda a seis puntos de la cuarta posición

Cada vez más cerca - Foto: David Castro

Dos zarpazos de Peli y Javi de Mesa en el primer tiempo se antojaron suficientes para que el Real Ávila sumara una nueva victoria y siga vivo en la lucha por la promoción de ascenso a Segunda División B, quedándose a seis puntos a falta de seis partidos. 
El partido arrancó sin un dominador claro. Ambos equipos apostaron por el pelotazo arriba y no por el control del esférico. Sin embargo, el guión del encuentro cambió a partir del cuarto de hora, cuando el Sporting Uxama se puso las pilas y gozó de numerosas ocasiones de gol, especialmente dos de muy claras. La primera llegó a los quince minutos de juego con un disparo a bocajarro de Miranda que no consiguió traspasar la línea de gol, mientras que la segunda fue a los 20 minutos de partido, con un tiro lejano de Rafa que puso a prueba el acierto del meta Alberto, que estaba adelantado. Sin embargo, el conjunto local no tuvo suerte y a pesar de este arranque no logró materializar sus ocasiones. 
El Ávila resistió a los ímpetus locales y el juego se desarrollaba en estos términos cuando en el minuto 25 Peli abrió el marcador para los visitantes. Un desajuste defensivo del Sporting Uxama permitió a Peli entrar en el área absolutamente solo y abrir la lata. A partir de entonces, el conjunto de Jónathan Prado pasó a dominar el choque, tanto que incluso pudo ampliar distancias en el minuto 28 con un remate de Obispo que repelió el poste. 
El Sporting Uxama se desmoralizó con este tanto y anduvo muy perdido en el campo. Tanto que a cinco minutos del final Javi de Mesa se encontró con facilidades para marcar el segundo del Ávila: se fue por la banda, regateó a dos defensas y batió a José Ángel. Con el 0-2 se llegó al descanso, aunque el Sporting Uxama pudo recibir un mayor correctivo.
El paso por vestuarios pudo significar un revulsivo para el Sporting Uxama, pero no fue así. El equipo local no supo rehacerse del golpe moral de los dos goles y pagó el desánimo y la falta de profundidad de la plantilla con la derrota. Si bien el Ávila jugó al contraataque durante la primera mitad, los de Jonathan Prado optaron por el futbol control en la segunda, viendo también la inoperancia del rival y el resultado. El técnico visitante también vio que era un buen momento para hacer rotaciones y dar oportunidades a otros jugadores, de ahí la entrada de Kamil, Edu y Raúl. 
guión distinto. El guión del partido fue, por lo tanto, distinto. Más juego en el centro del campo, más control y menos aproximaciones y ocasiones de peligro real en ambas áreas, aunque el partido parecía realmente sentenciado dada la fortaleza defensiva que está demostrando en el equipo abulense en los últimos encuentros, con un solo gol encajado en los últimos nueve partidos que ha disputado, lo que le está dando la posibilidad de estar en su mejor racha de resultados  de la temporada.
Aún así, algo hubo, a bien de los fieles espectadores que se acercaron a El Burgo de Osma para ver a su equipo. La primera de ellas en el minuto 65, cuando un tiro de Juli se fue lamiendo el poste de la portería de José Ángel. Era el 0-3, pero en esta ocasión la puntería no se alió con el jugador del Ávila. 
Los minutos fueron pasando y, como sucedió durante todo el segundo tiempo, el dominio y el control del balón por parte del equipo visitante no se traducía ni en ocasiones de peligro ni mucho menos en goles. Ni tan solo una jugada aislada ni un arrebato del Sporting Uxama animaba la contienda.
La polémica llegó en el último suspiro, cuando el Real Ávila reclamó un posible penalti tras la caída de un jugador al borde del área. El colegiado determinó falta fuera de la misma, y el posterior lanzamiento no tuvo más trascendencia. 
El marcador ya no se movió más y la contienda acabó con el mismo 0-2 con el que se llegó al descanso. En definitiva, el Uxama notó la falta de recursos y la poca profundidad de plantilla y la poca ambición cuando sabe que tiene la permanencia muy cuesta arriba: ahora mismo cierran la clasificación con 13 puntos. 
El Real Ávila, por su parte, sigue en la batalla por la promoción de ascenso con el Atlético Astorga y el Numancia B, siendo ahora el equipo berciano el máximo rival después de su victoria ayer y la derrota del Numancia B en el campo de la Segoviana.