"Es incompatible desescalada y tumbar el estado de alarma"

SPC
-

El dirigente socialista pide a Mañueco que elija si está con los intereses generales o con las estrategias partidistas de Casado

"Es incompatible desescalada y tumbar el estado de alarma"

El secretario general del PSOE en Castilla y León y portavoz de su grupo en las Cortes, Luis Tudanca, advirtió hoy de que no es “compatible” los planes de desescalada con “tumbar” la nueva prórroga del estado de alarma que plantea el Gobierno y pidió al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que elija entre la estrategia partidista de Pablo Casado o los intereses generales del país y de sus ciudadanos.

En una rueda de prensa telemática después de la reunión de la permanente de la ejecutiva autonómica, Tudanca defendió, en declaraciones recogidas por Ical, que la nueva ampliación del estado de alarma, que se votará este miércoles en el Congreso, es la única opción para consolidar unos “datos moderadamente positivos” contra el coronavirus, pero al que aun no se ha ganado por lo que apeló a la responsabilidad ante “la ansiedad” de PP y nacionalistas para “vencer” al Gobierno.

“El señor Mañueco tiene que elegir, primero entre seguir la estrategia de Torra, Ayuso, Urkullu y Feijóo o defender al Gobierno de España; entre seguir las instrucciones que les dicta Pablo Casado o defender los intereses de Castilla y León; entre seguir las directrices de su partido y usar esta crisis para debilitar a Pedro Sánchez y su Gobierno o anteponer los intereses de los castellanos y leoneses. No hay más opciones”, argumentó el líder de la oposición socialista.

Tudanca manifestó que tampoco es “compatible” intentar “fumar la pipa de la paz en Castilla y León y tener “el hacha el de guerra preparada contra el Gobierno” y, en esa línea, reclamó a los dirigentes populares que “no se dejen llevar por la ansiedad” porque en el momento en el que mejora la situación sanitaria “no se puede empeorar la situación política con criticas permanentes para tratar de desestabilizar al Gobierno de España”.

Igualmente, afirmó que está “cansado del poli bueno y poli malo” y observó una “profunda división en el PP para calificar de “sorprendente” que algunos de sus barones se alineen, como el gallego Núñez Feijóo o la madrileña Díaz-Ayuso, se alineen con los independentistas del catalán Torra o el nacionalista vasco Urkullo. “Cuál es su alternativa” al estado de alarma, requirió tanto a los populares como a los nacionalistas y socios de Sánchez.

Ante la critica a Pedro Sánchez por no hacer participes a las comunidades de las decisiones, el portavoz socialista respondió con la posición de su grupo que de manera “leal y sincera” ha respaldado todas las medidas de la Junta, aunque en algunos casos no las hayan compartido, por el interés genera de los castellanos y los leoneses y pese a que el Ejecutivo no ha recogido propuestas socialistas sobre su fondo de 3.000 millones o para las residencias de mayores.

Tudanca garantizó que la “lealtad” se va a mantener aunque exigirán a la Junta que cumpla con sus obligaciones y sus competencias, ya que consideró que se limitan a reclamar al Gobierno y a otras administraciones como si “nada fuera con ellos”. “Menos pedir y más hacer”, resumió para dirigirse al presidente y a los consejeros que estos días comparecen en las Cortes.

Defendió el dirigente socialista los recursos puestos en marcha por el Gobierno, tanto en el ámbito sanitario como económico con ayudas a autónomos y pymes mientras aun no se ha visto “un euro” de la Junta pese a que hace dos meses firmó un acuerdo del diálogo social, y rechazó que la Junta solo se dedique a criticar, como el caso del nuevo fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros.

“El Gobierno de España ha puesto en marcha una movilización de recursos sin precedentes para una salida justa”, definió Tudanca, que se preguntó si a la Junta la va a parecer bien alguna medida y estimó que los criterio de reparto de los 16.000 millones, que aun no se conocen, si pueden ser el impacto del Covid-19 o la incidencia en las residencias y no solo la población.

Por último, aseguró que la prioridad es la lucha contra el virus por lo que tilde de “irresponsabilidad” que se mire al Gobierno y, en el ámbito autonómico, afirmó que serán leales al Ejecutivo, aunque apostilló que si “la Junta sigue dormida en los laureles, habrá que despertarla”.