El miedo se refleja en las cancelaciones

I.Camarero Jiménez
-

Desde la Federación de Hostelería de Confae piden calma, pero reconocen la preocupación de los empresarios por la anulación de reservas en hoteles y restaurantes de la ciudad

Coronavirus| El miedo se refleja en las cancelaciones - Foto: David Castro

El primer caso de coronavirus aún no ha llegado a Ávila (en Castilla y León de hecho se libra esta provincia, Palencia y Soria), por suerte, pero se nota en exceso que la crisis es global porque las cancelaciones en hoteles y restaurantes de nuestra capital sí se están haciendo patentes de unos días a esta parte, tal y como confirman a Diario de Ávila desde la Federación de Hostelería de Confae.
Sobre todo lo están empezando a sufrir  los establecimientos con mayor capacidad de la capital abulense porque acogen a grupos más grandes, tanto para las comidas o las cenas, como para las pernoctaciones. 
Además en esos grupos en muchos casos hablamos de gente mayor y lógicamente dado que puede ser la población más afectada por el virus hay miedo. Así lo reconoce el presidente de la federación hostelera, Víctor Gómez.
Llamaba en cualquier caso a la prudencia, pero reconocía que hay expectación y preocupación ante un problema que comenzó a tener su repercusión cuando comenzaba en China en Wuhan. Y es que esas primeras cancelaciones que llegaron a la capital procedían precisamente de países orientales, los primeros en sufrirlo. Luego han empezado a llegar los demás.
Lo que se nota menos en estos días son las cancelaciones de particulares, de gente que viaja en pareja, en familia o en pequeños grupos además procuran, dice, dar facilidades y llamar un poco a la calma «que aplacen o cancelen más adelante».
incertidumbre en negocios. Calma sí pero la realidad es la que es y la preocupación es lógica porque las previsiones del año no apuntaban a grandes cifras pero con el problema del coronavirus «ya sabemos que el año va a ser malo». Las cancelaciones o el crecimiento del problema pueden hacer gran mella en unos negocios que si no hay clientela tendrían que cerrar y si cierran y no hay ingresos les hace preguntarse qué va a pasar, recordaba Gómez «¿Qué hacemos con los seguros sociales, con las vacaciones, con los salarios?». 
Era prudente a la hora de contestar sobre todo poque le preguntamos en la mañana de ayer y para entonces aún no se había desarrollado el encuentro del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con diferentes agentes sociales, entre ellos con los empresarios y autónomos antes de tomar medidas. 
Las cancelaciones son ya para esta misma semana pero también para alguna venidera. De la Semana Santa aún no hablamos pero reconoce que pinta «complicado». «Empezaron los extranjeros, pero se va extendiendo» y lógicamente hay incertidumbre. Y en el caso de los mayores tienen miedo.
De momento recuerda que el drama se está acrecentando pero también llaman a a la tranquilidad en tanto en cuanto éste empezó en China y «parece que ya lo empiezan a controlar».