252 profesionales de sanidad aislados, con 73 positivos

B.M
-

Los efectos de coronavirus dejan 21 fallecidos y 226 casos registrados oficialmente. El número de altas sube hasta las 32, pero hay 95 personas ingresadas en planta del hospital o en la UCI

252 profesionales de sanidad aislados, con 73 positivos - Foto: David Castro

Uno de los colectivos que se muestra especialmente vulnerable ante el coronavirus es el de los profesionales sanitarios. Una situación que se puede mirar desde diferentes ángulos, el principal cómo sube el número de afectados y aislados, pero también cómo puede llegar eso a repercutir en la sanidad y la atención si se merma su número. Es por ello que en reiteradas ocasiones se ha dicho que el principal grupo al que destinar medios de protección en la lucha que se mantiene por contar con los suficientes medios y donde las reivindicaciones se siguen escuchando.
Sobre las consecuencias de coronavirus en estos profesionales sanitarios, los datos de este miércoles indicaban que en Ávila hay 252 en aislamiento, con 73 positivos. Esto supone una importante evolución respecto a hace dos días cuando eran 161 los que estaban aislados y el número de afectados estaba en medio centenar.
En el caso de Castilla y León los datos suben hasta los 1.553 aislados y 524 positivos.
Otro aspecto que preocupa es la situación de los hospitales, que a nivel regional supone tener el 74% de camas hospitalarias ocupadas y 72% de UCIS, sin que se hayan desglosado los datos con provincias por lo que se desconoce la situación concreta de Ávila.
Lo que sí indicó el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, es que, teniendo en cuenta que cada provincia tiene «una problemática», todos los hospitales de la región forman una red por lo que si el algún momento se necesita apoyo o colaboración de algún hospital, se tendrá.
Pero si se habla de números, resulta claro que en Ávila siguen aumentando las cifras respecto a las personas afectadas por coronavirus en los registros oficiales. La última información ya indica a 21 fallecidos y 226 casos en Ávila, según hizo público la Junta de Castilla y León este miércoles. Esto quiere decir que siguen subiendo los positivos registrados oficialmente en nuestra tierra, puesto que en las últimas 24 horas se han incrementado en 25 nuevos casos. También sigue aumentando el número de fallecidos, que en una jornada pasó de 15 a 21.
En el caso de Castilla y León, se registraron 480 nuevos casos de coronavirus hasta llegar a los 2.940. Esto se produce con 308 altas y con la cifra de fallecidos que ya alcanza los 206.
En cuanto a la información correspondiente a la hospitalización, como dato que puede dar algo de esperanza, si es posible dentro de esta situación tan complicada, está el número de altas, que ya es de 36 en Ávila. Sin embargo, continúan ingresadas 95 personas, 88 en planta del hospital Nuestra Señora de Sonsoles mientras siete están en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).
Otro punto en el que se pone la mirada especialmente, dentro del ámbito sociosanitario, es la situación que se vive en las residencias, de mayores y personas con discapacidad, en las que en Ávila se registran nueve fallecidos (no todos confirmados por coronavirus, pero sí con síntomas compatibles con la enfermedad), con 17 personas ingresadas y casi 200 aislados.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, explicó respecto a la llegada de gente de otras comunidades autónomas y su influencia en la sanidad, que tuvo oportunidad de hablar de esta situación con el ministro del Interior, que le dio «garantías de que una vez decretado el estado de alarma se había parado la movilización de otras comunidades autónomas al respecto de Castilla y León», por tanto, el «flujo en el movimientos de las distintas provincias o comunidades autónomas».
Por ello considera que, probablemente, «la incorporación de personas de otras comunidades autónomas se produjo antes del decreto del estado de alarma» en el que recordó que Castilla y León fue la primera en pedirlo. Lo que se puede estar notando ahora, precisó, es que estén «empezando a aflorar estos casos de contagios producidos en otras latitudes y que habían venido antes del decreto del estado de alarma».