Mañueco exige al Gobierno que cumpla con los suministros

SPC
-

El presidente de la Junta insiste en el cierre de lugares de culto y en más restricciones al transporte y actividad no básica

Mañueco exige al Gobierno que cumpla con los suministros

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, exigió hoy un “plus” al Gobierno de España en esta emergencia sanitaria y el compromiso para que se materialice el suministro de protección para los profesionales sanitarios, de servicios sociales y la llegada de los test rápidos.

Durante su comparecencia para explicar los acuerdos en el marco del Diálogo Social, Fernández Mañueco afirmó que este no es el momento de valorar desde los gobiernos de las comunidades al nacional, sino de que éste cumpla su compromiso, que centró en el material de protección a sanitarios y trabajadores de los servicios sociales, en la llegada de los test rápidos para confirmar o desechar casos de sanitarios y que se puedan reincorporar y en el abastecimiento farmacéutico.

El presidente precisó que está pendiente la llegada a la Comunidad de una compra a China por importe de diez millones y reclamó la ayuda del Gobierno para evitar la “maraña burocrática” del país asiático y que el material esté lo antes posible a disposición de los profesionales sanitarios y de los servicios sociales.

Tras defender la necesidad del autoabastecimiento, manifestó que se compra material en distintos países y se refirió a respiradores adquiridos en Estados Unidos -20 para el Hospital de Burgos-, donde señaló que “se ponen dificultades burocráticas” y mencionó que se ha pedido el apoyo de la representación diplomática española en Boston.

Cierre de lugares de culto

El presidente de la Junta reiteró la petición al Gobierno central para una mayor restricción tanto en la actividad que no es básica para el mantenimiento de los servicios públicos a la población, como el caso de tintorerías o construcción, y en el transporte tanto en la comunicación entre comunidades como en el ámbito local.

Además, insistió en la necesidad del cierre de los locales de culto al considerar que “hay demasiados casos de contagios”, a la vez que recordó que Castilla y León fue la primera comunidad en solicitar la declaración del estado de alarma y de restringir al máximo la movilidad.

En relación al riesgo para provincias limítrofes con Madrid, explicó que mantuvo una conversación la semana pasada con el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien le dio “garantías” de la reducción de ese movimiento y de que éste se pudo producir antes del estado de alarma y los casos que afloran en este comento corresponden a una llegada anterior a esa fecha.

Fernández Mañueco concluyó que la preocupación ahora es sanitaria, social y de abastecimiento a la población y aseguró que ya se analizará, cuando esta emergencia pase, el impacto en cada uno de los sectores, si bien apuntó a las medidas acordadas por la Junta junto a los agentes sociales, complementarias de las del Gobierno.