Más de 26.000 visitantes al Museo de La Santa

B.M
-

Más de un 17 por ciento de las personas que acudieron a este espacio tuvieron su acceso a través de la tarjeta Visitávila

Más de 26.000 visitantes al Museo de La Santa

Un ejemplo de lo que supone el turismo para Ávila, en este caso con su vinculación religiosa, se puede encontrar en la visita a diferentes espacios como sucede con el Museo de La Santa, dado que en el caso de la propia iglesia no se contabiliza las personas que entran.
Los datos indican que el pasado año se mantuvo el número de visitantes con estabilidad respecto a los años anteriores, superando los 26.000. 
En concreto, durante 2019 se registraron en el Museo de La Santa un total de 26.157 visitantes, de los cuales 4.495 lo hicieron con la tarjeta Visitávila, lo que supone superar un 17 por ciento del total. Por otra parte, esto significa un ligero descenso respecto a 2018, cuando fueron 27.231 y mantenerse en los números de 2017, con 26.222. En lo que no hay cambios es en que cuando más visitas hay es cuando acompaña el mejor tiempo. De esta forma, es en agosto cuando más visitantes se recibieron, con 4.532 durante el pasado año, casi 1.000 de ellos con la tarjeta Visitávila. También destacan los meses de abril, mayo, junio, julio y agosto, siempre con más de 2.000 visitas.
Y cómo no, octubre también es un mes destacado en cuanto a visitantes en este museo, no en vano es el mes dedicado a Santa Teresa. En este caso, los visitantes del décimo mes del año fueron 2.851, también con una importante presencia de usuarios de la tarjeta Visitávila, con más de 400.
Por otra parte, los únicos meses en los que no se llega a 1.000 visitas son los de enero y febrero, con 458 y 796 visitantes al museo, respectivamente.
El Museo de Museo de La Santa es un referente turístico, religioso y cultural en cuanto a que supone una forma de conocer la vida y el mensaje de Santa Teresa e incluso su personalidad. Y lo consigue desde un primer momento con su ubicación, puesto que está situado en la cripta de la iglesia y convento que lleva su nombre y que está precisamente en su Casa Natal.
Según se explica en la propia página web del museo, todo lo expuesto, claramente datado, permite al visitante descubrir la grandeza del mensaje que encierra la vida de Santa Teresa. De esta forma, el visitante «puede evocar su infancia, con el jardín donde jugaba, o su madurez espiritual, con la reproducción de la celda de San José donde escribió Teresa buena parte de su obra. La proyección de esta vida se descubre en el número de lenguas a las que se ha traducido su obra y de las que se expone algún ejemplar, así como las numerosas obras de pintura, estampería, filatelia, numismática que la han recordado a lo largo de los siglos y que se pueden admirar en este museo». Y aquí hay además valiosas piezas escultóricas, de distintos estilos y épocas de la historia.