Invitación al disfrute en el chupinazo festivo

M.E
-
Invitación al disfrute en el chupinazo festivo - Foto: David Castro

Las peñas pusieron el colorido y el buen ambiente a la primera tarde festiva, que también ofreció el concierto de la Banda de Música. Tras el mensaje del alcalde, La Década Prodigiosa salió a escena

Las peñas y la música, a cargo de la Banda de Música Ciudad de Ávila, primero, y de La Década Prodigiosa, después, pusieron la animación y el buen ambiente en el primer día de las Fiestas de Santa Teresa de este 2018, que ya están en marcha oficialmente. Con el recinto ferial ya instalado en los anexos del Mercado de Ganados, y doce días por delante cargados de actividades para todos los gustos, las fiestas arrancaron este viernes con unos protagonistas claros, las peñas de la ciudad, quienes pusieron la nota de color a la agradable tarde. Morado, blanco, verde, amarillo.... cada colectivo está marcado por un tono que les distingue y les une a la vez, todo ello para dejar claro que son parte (y muy importante) de la fiesta y que sin ellos estas celebraciones no serían lo mismo. 
En esta ocasión el punto de encuentro fue el Jardín de San Vicente. Allí, en torno a las 18,30 horas y de la mano de la Charanga ‘La Nota’ de Cebreros, los miembros de las distintas peñas fueron tomando posiciones. ‘Uniformados’ con sus camisetas y provistos de algunas bebidas para pasar la tarde, los jóvenes y no tan jóvenes bailaron las primeras versiones festivas, antes de dirigirse hacia el Mercado Grande, previa parada en la plaza de Italia, y luego hacia el Mercado Chico. 
Pero en este ya tradicional arranque oficial tuvieron que compartir el protagonismo con la otra cita de la tarde, la de la Banda de Música ‘Ciudad de Ávila’, quien a modo de aperitivo animó a los viandantes con un pasacalles llevado a cabo entre el Mercado Grande y el Mercado Chico, donde ofreció un concierto.
Cuando la noche ya caía sobre la ciudad de Ávila la atención se posó en el balcón del Ayuntamiento. El alcalde, José Luis Rivas, acompañado de un buen número de concejales de la Corporación Municipal, se dirigió a los cientos de asistentes para animar al disfrute y la diversión, desear unos felices días y que «no sean unas fiestas más» y para llamar a la participación en los actos incluidos en el programa. Rivas reconoció que «estamos en un año muy especial», el Año Jubilar Teresiano, y aprovechó para invitar a asistir al cierre de la Puerta Santa el día 14 de octubre. «Que nuestra patrona nos ilumine para que esta ciudad sea cada vez más próspera y que nos espere en el próximo Año Jubilar», trasladó.
El chupinazo dio paso a la música del rejuvenecido grupo de La Década Prodigiosa, que empezó con sus temas más conocidos.