El estado psiquiátrico del acusado centra la segunda sesión

B.M
-
El estado psiquiátrico del acusado centra la segunda sesión

Continúa en la Audiencia Provincial el juicio por la muerte de Mónica Berlanas con una sesión que dio paso a las pruebas periciales

El estado psiquiátrico del acusado por la muerte de Mónica Berlanas centra la segunda sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial.

En este caso se dio paso a las pruebas periciales que incluyeron informes médico forenses, puestos en duda por la defensa, y que hablaron de una persona que era imputable, que «no tenía una alteración mental» y sin que manifestara arrepentimiento en el relato realizado.

Los encargados de los informes, que ratificaron en la sesión, indicaron que el acusado tenía «voluntad plena» y que tenía un sentido «victimista» e incluso hablaron de «frialdad».

En la sesión también se hizo una reconstrucción de los hechos que derivaron en la muerte de Mónica Berlanas, según el informe elaborado por expertos de la Guardia Civil. Con él se proyectó la hipótesis de la Guardia Civil sobre los hechos acontecidos que se realiza, comentaron, a  partir de hechos constatables, como el informe ocular de la escena o los informes forenses, entre otros. Así se marcaron varios escenarios de la acción, comenzando por interior de la vivienda para pasar después a una terraza y terminar de nuevo en el interior donde, según el informe, tuvo lugar la muerte de la mujer degollada.

Declaró además, visiblemente alterada, la vecina que recogió a la niña de la víctima, que aseguró que la pequeña estaba «nerviosa y vomitada» y con «sangre» así como expertos en toxicología, biología, que hablaron de muestras de sangre en diferentes lugares de la casa, y criminalística.