Viaje político de ida y vuelta

I.Camarero Jiménez
-
Viaje político de ida y vuelta - Foto: [Diario de Á?vila; Ana Isabel Ramirez]; Ana Isabel

El PSOE acusa a su alcalde de Hoyocasero, Alejandro Picós, de tránsfuga y de trabajar «por la puerta de atrás para el PP», sin embargo él, que también fue regidor por IU, dice que es afiliado 'popular' desde 1982 y que no se presenta a los comicios

UNA nota de prensa del PSOE enviada a los medios este lunes destapaba una situación cuanto menos curiosa de la política municipal de la provincia. Daban cuenta los socialistas de que el alcalde de Hoyocasero, Alejandro Picós, quien concurrió a las elecciones municipales de 2015 bajo las siglas del PSOE estaba trabajando ahora, a espaldas del partido y «por la puerta de atrás» para el PP en lo que estiman «un claro ejercicio de pensar sólo en sus intereses personales y su ambición política». 
Ante tal afirmación lógicamente llamamos al regidor quien no tiene problema en reconocer que lo primero es que no tiene intención de concurrir a los comicios que se celebrarán en mayo, por un lado y que «si tuviera que presentarme por algún partido lo haría por el PP». Toda una sorpresa para nosotros y para cualquiera que esté leyendo estas líneas pero ¿cómo? y sobre todo ¿por qué? Entre otras cosas cuenta que el PSOE «no ha hecho nada por mi pueblo», pero es que «además soy afiliado del PP desde el año 1982». Sorprendente y raro porque ¿y eso no lo sabían en las filas del PSOE?
Pues, al parecer, no, porque los datos sobre la afiliación de sus candidatos no tienen por qué transcender. Ahora bien, indagando también en lo que se sabía o no de Picós cuentan que al parecer tiempo atrás fue alcalde de este mismo municipio abulense y, nueva sorpresa, «por Izquierda Unida».
Entonces ese transfuguismo del que se habla ahora o pasó desapercibido en su día o se obvió en su momento.
Y eso  que en el comunicado de los socialistas estiman que este tipo de prácticas, «de unos pocos», eso sí, «están ensuciando la política municipal en muchas localidades de nuestra provincia» porque «en lugar de trabajar por el futuro de los ciudadanos y por nuestra tierra, la ambición y el egoísmo se están convirtiendo en una cuestión habitual que nos preocupa y que rechazamos de plano, puesto que la esencia de ser alcalde o concejal no es la de obtener beneficios personales ni la de hacer uso del cargo como trampolín político». 
Para ellos esos supuestos contactos de Picós con el PP  son una demostración de «una falta de lealtad más que evidente» que además «nos invita a pensar que lo único que persigue es seguir en política como un plan de pensiones perfecto que le permita seguir viviendo de la misma y de las decisiones que, tomadas en el ámbito político, le beneficien en el plano laboral, personal y familiar». «Picós se ha desacreditado a sí mismo con este gesto y no hay nada que invite a pensar que él o quien le represente vaya a defender los intereses y derechos de los ciudadanos en el seno de otras siglas, cuando hasta ahora no lo ha hecho», señalan desde el PSOE de Ávila quienes insisten en que «nuestro objetivo es elaborar listas con gente comprometida y preparada, que tenga como meta luchar por esta provincia. Una definición en la que Alejandro Picós no tenía cabida y que le ha llevado a trabajar por otro partido en un claro ejemplo de falta de ideales y de falta de respeto para con sus vecinos».