Una rebelión interna en el PP da la Presidencia a Jesús Manuel Sánchez

Eduardo Cantalapiedra
-

Tras una primera votación en la que el candidato popular oficialista, Pablo Luis Gómez, fue el más votado, sin llegar a la mayoría absoluta necesaria, en la segunda vuelta Sánchez Cabrera se impuso por mayoría simple

Una rebelión interna en el PP da la Presidencia a Jesús Manuel Sánchez

Sorpresa mayúscula. Esas son las palabras que definen el Pleno de constitución de la Corporación Provincial celebrado este jueves en patio central de la Diputación de Ávila. Y es que una inesperada rebelión interna en el seno del Partido Popular daba la Presidencia de la institución a Jesús Manuel Sánchez Cabrera y dejaba fuera de la misma al candidato oficialista, Pablo Luis Gómez.
Ajeno a lo que se avecinaba, Gómez hablaba con los medios minutos antes del inicio de la sesión plenaria y lanzaba un mensaje de «trabajo conjunto en favor de los pueblos de la provincia, diálogo y búsqueda de puntos de convergencia por el bienestar de los ciudadanos».
Minutos después comenzaba el Pleno con la formación de la mesa de edad que debía presidir la sesión, con José María García Tiemblo y Eduardo Duque, que daba paso a la comprobación de credenciales y al juramento o promesa de todos los diputados electos.
La primera noticia saltaba en el momento de la proclamación de candidatos a la Presidencia de la Diputación, pues en las filas del Partido Popular surgían dos candidaturas. El alcalde de Tiñosillos, Carlos García, presentaba al candidato oficialista, Pablo Luis Gómez, mientras que el concejal de Solosancho, Jesús Martín, anunciaba una candidatura alternativa, la de Jesús Manuel Sánchez Cabrera. El resto de partidos optaban por presentar candidatos a sus portavoces, el PSOE a Jesús Caro, Izquierda Unida a Santiago Jiménez, Ciudadanos a Alberto Becerril, UPyD a Carlos Moral y Trato Ciudadano a Rubén Arroyo.
Y comenzaba la votación mediante papeleta en urna cerrada. En esa primera ronda el popular Pablo Luis Gómez fue el más votado, con diez sufragios, seguido del socialista Jesús Caro, con siete; Jesús Manuel Sánchez Cabrera, con cuatro y el resto con un voto cada uno.
Así, la ausencia de mayoría absoluta obligó a realizar una segunda votación y ahí fue donde todos los pronósticos saltaron por los aires, pues cinco diputados del Partido Popular decidieron cambiar su voto y apostar por la candidatura de Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y a ellos se sumaron también los votos de Ciudadanos y Trato Ciudadano, de tal forma que Pablo Luis Gómez se quedó con sólo cinco votos frente a los once de Sánchez Cabrera, mientras que Caro mantuvo los siete de su partido y Santiago Jiménez y Carlos Moral volvieron a votarse a sí mismos.  
De esta forma, por mayoría simple fue proclamado presidente de la Diputación Provincial Jesús Manuel Sánchez Cabrera, que recibía el aplauso de muchos de los presentes, mientras que algunos de los miembros de la Dirección del PP decidían mantenerse inmóviles y en silencio.
La votación dio paso a la jura del cargo como nuevo presidente de la institución provincial y al posterior discurso en el que se puso a disposición de todos los diputados y de los alcaldes y concejales de la provincia de Ávila.