Desciende la recogida de residuos urbanos en Castilla y León

SPC
-
Uno de los vertederos de la provincia de Burgos. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La recogida selectiva se eleva un 7,7 por ciento, hasta las 146.783 toneladas

Las empresas gestoras de residuos urbanos recogieron 1.064.948 de toneladas de desechos en Castilla y León en 2016, lo que supone un descenso del 0,2 por ciento respecto al ejercicio anterior, frente a una subida en España del 1,1 por ciento, hasta los 21,0 millones de toneladas, según informa Ical.

La Estadística sobre Recogida y Tratamiento de Residuos del Instituto Nacional de Estadística (INE) precisa que a pesar de que en global, las toneladas de desechos recogidas descendieron, la evolución poblacional negativa de la Comunidad, provocó que los servicios de limpieza de Castilla y León asumieran en el año 2016 un total de 435,8 kilogramos de residuos por habitante, con un aumento del 0,6 por ciento. Esa cifra se situó por debajo de la media nacional de 471 kilos por persona.

El volumen total de residuos urbanos recogidos en la Comunidad, fue el séptimo más elevado de España, por detrás de Andalucía (4,39 millones de toneladas); Cataluña (3,53 millones); Madrid (2,2); Canarias (1,24); y Galicia (1,1).

El documento recogido por Ical indica que la mayor parte de los residuos se recogieron mezclados, 918,.165 toneladas, que representan una bajada del 1,4 por ciento respecto a 2015. Por el contrario, la recogida separada se elevó un 7,7 por ciento, hasta las 146.783 toneladas.

En este sentido, cabe destacar que los residuos separados de vidrio crecieron un 8,2 por ciento, hasta las 44.175 toneladas; los de papel y cartón, un 2,8 por ciento, hasta las 44.676; y los envases mixtos y embalajes mezclados, se elevaron un 7,1 por ciento, con 22.562 toneladas, siempre según el INE.

Los ciudadanos de la Comunidad, fueron los cuartos que menos residuos generaron per capita en el año de estudio, sólo por delante de madrileños (383,5), aragoneses (401,7) y gallegos (409,3). La autonomía con diferencia que más residuos recogió por habitante fue Baleares, con 740,2 kilogramos.

El informe del INE revela que en el ejercicio de análisis se recogieron 375,1 kilos por habitante de residuos mezclados en la Comunidad, con una bajada respecto al ejercicio anterior del 0,7 por ciento. Asimismo, se contabilizaron 18,3 kilos por ciudadanos de papel y cartón, un 3,9 por ciento más; 18 de vidrio, con una subida del 8,4 por ciento; y 9,2 de envases mixtos, que se elevaron un 8,2 por ciento.