El 72,1% de los turistas que visita CyL vuelve a la región

SPC
-

El director general de Turismo presenta el Informe sobre las Características de la Demanda Turística de la comunidad

Presentación del informe en Segovia. - Foto: Europa Press

El director general de Turismo de la Junta, Javier Ramírez, aseguró hoy que los turistas “se van contentos” de Castilla y León y además “vuelven y lo cuentan”, según se desprende del informe sobre las Características de la Demanda Turística, en el que los visitantes le dan un notable alto,7,8 puntos sobre 10 en la valoración general, presentan un elevado grado de satisfacción con su visita a la región y en 9 de cada diez casos, recomendarán Castilla y León a familiares y amigos.

Javier Ramírez explicó que la alta puntuación registrada en el grado de satisfacción, la intención de regresar y recomendar Castilla y León como destino son las claves que marcan “la estrategia” de la Junta para seguir “impulsando el crecimiento del turismo en Castilla y León”. Ramírez, a modo de resumen, argumentó que el turista tipo de Castilla y León, sería una mujer, entre los 25 y 44 años, que tiene estudios universitarios y trabaja por cuenta ajena, que viaja en su propio coche y motivada por la oferta cultural y patrimonial.

El director general de Turismo también destacó que de este informe refleja que se está consiguiendo el objetivo transversal de todas las politícas de la Junta en “el impacto en términos de empleo”, con un crecimiento, a nivel regional del 110 por ciento de los puestos vinculados al turismo. En cuanto, al perfil socioeconómico, afirmó que el 53,3 por ciento de los turistas son mujeres, frente al 46,7 por ciento de hombres. Sumando los datos de las franjas de edades entre los 25 y los 44 años, suponen más del 50 por ciento, como informa Ical.

Casi un 55 por ciento de los visitantes que eligen Castilla y León tienen estudios universitarios, lo que supone “un dato favorable” en la estrategia de la Junta de apostar por “la calidad” y un perfil que “genere gasto turístico” y que se sienta atraído por la oferta patrimonial y monumental para ser un “destino cultural a nivel nacional e internacional”.

Lugares de origen

Javier Ramírez explicó que el 77 por ciento del turismo de la comunidad es nacional, que cerró 2018, con cerca de 6,5 millones de personas, y un 23 por ciento es internacional, con 1,9 millones de visitantes. Entre los turistas nacionales destaca con casi un 28 por ciento, la Comunidad de Madrid, seguido de Castilla y León, con un 14,4 por ciento; y por andaluces, catalanes, vascos y gallegos, que están en porcentajes entre un 6 y un 7 por ciento.

En el apartado internacional, abre el ranking Francia, con cerca de un 18 por ciento, seguido de Reino Unido, Alemania, Portugal, Benelux y Estados Unidos. Javier Ramírez remarcó que la estrategia es “subir la tendencia en los mercados cercanos más consolidados europeos”, pero a la vez, “insistir en el posicionamiento en mercados lejano con un importante potencial en la zona de Asía y Pacífico”, cuyos ciudadanos cada vez buscan destinos vinculados con el arte.

Los turistas vienen a Castilla y León, en un 73 por ciento, en su propio coche, y lo hacen por tres motivos fundamentales: realizar un recorrido de turismo, en el 35,2 por ciento; motivo vacacional, el 24,4 por ciento, y salidas de fin de semana, en 16,9 por ciento. Según Ramírez, son unos buenos datos para conseguir incrementar las estancias turísticas. Además, como actividades, les gusta visitar monumentos, conocer la historia y el arte, la gastronomía, visitar ciudades y los paisajes y la naturaleza.

Las personas que visitan Castilla y León le dan un notable alto, un 7,8 sobre 10, además de tener un alto índice de repetición porque, prácticamente, tres cuartas partes de los visitantes ya conocían Castilla y León. Su grado de satisfacción se eleva hasta 9,18 puntos, en la probabilidad de recomendación a amigos y familiares de visitar la comunidad.

Evolución de la demanda

El director general de Turismo explicó que el incremento en el número de viajeros, entre 2014 y 2018, se ha incrementado en un 35,4 por ciento, pasando de 6,2 a 8,4 millones de personas. En cuanto a las pernoctaciones totales, a nivel regional, subieron en casi un 35,6 por ciento, de 10,5 millones de pernoctaciones a 14,2 millones, siendo las provincias de Segovia y Ávila, las que tuvieron “un crecimiento más alto”.

En turismo rural, Castilla y León subió, cuatro años, en un 30,29 por ciento, de 836.000 a 1.090.456 de viajeros, y en pernoctaciones en alojamientos rurales, se incrementaron hasta 2.193.889 pernoctaciones en turismo rural, datos que suponen un crecimiento del 28,14 por ciento, liderando el ranking la provincia de Valladolid con un 45,1 por ciento, y Segovia también está por encima de la media regional, con el 42,3 por ciento.

Por último, Ramírez hizo referencia a los viajeros internacionales, que rozaron los dos millones personas, con una subida del 44,08 por ciento, destacando en este apartado, Burgos con 535.000 viajeros, seguidos de Salamanca y Valladolid. En pernoctaciones internacionales, Castilla y León subió, entre 2014 y 2018, en 41,24 por ciento, liderando Burgos y Salamanca, que superan las 625.000 pernoctaciones.

Semana Santa

El director general de Turismo reiteró que las previsiones y sensaciones que tiene el sector turístico de Castilla y León para esta Semana Santa son “muy positivas”, en cuanto a las previsiones de reservas y visitas. Ramírez confió en que estas buenas perspectivas se cumplan y se puedan corroborar con datos oficiales.


Las más vistas