Adiós a un Mercado con incremento de público

Marta Martín
-

El Mercado de las Tres Culturas se despidió este domingo después de tres jornadas marcadas por el buen tiempo, una cifra baja de incidentes graves y la gran afluencia de público al centro de la capital

Adiós a un Mercado con incremento de público - Foto: Isabel García

Después de tres intensas jornadas, el Mercado Medieval de Ávila, el de las Tres Culturas, cerró ayer su edición número 23 dejando un buen sabor de boca.
El buen tiempo que ha reinado en la ciudad tanto el viernes como el sábado y el domingo; la gran afluencia de público (autóctono y foráneo); y la falta de incidentes de gravedad (al menos, hasta el cierre de la edición de este periódico) han sido tres de los ingredientes principales para que el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera hiciera ayer un balance positivo del devenir de este evento.
Minutos después de concluir la reunión de la mañana de coordinación de los servicios de emergencia y seguridad del mercado, el primer edil abulense atendía a los medios de comunicación para trasladar algunas de las cifras que hablan ya de la envergadura de la edición 23 del mercado. «A falta de conocer los datos oficiales y después de una segunda jornada que transcurrió con normalidad», apuntó SánchezCabrera, «calculamos que en la segunda jornada el incremento de visitantes ronda entre el 25 y el 30 por ciento».
Para ello se basa en buena medida en la cifra de pulseras de seguridad infantiles entregadas entre el viernes y el sábado. Así a lo largo de las dos primeras jornadas, en los puestos de atención al público de Protección Civil y Cruz Roja se habían repartido 2.359 pulseras, cuando el año pasado, en los tres días del mercado, se hizo lo propio con 1.731. «La verdad es que es increíble», adjetivó así Sánchez Cabrera el incremento en este servicio, a falta de conocer aún las pulseras entregadas a lo largo de toda la jornada del domingo. En opinión del alcalde, este incremento no habla sólo positivamente del trabajo de Cruz Roja y Protección Civil sino, también, de la «concienciación» que existe por parte de los padres en la protección de los menores en un evento en el que las grandes concentraciones de público hacen que no sea muy difícil perder a los pequeños de vista en algún momento.
«Y este dato nos sirve para decir que el público se ha incrementado este año y que la evolución es increíble», reflexionó el alcalde,
«La segunda jornada transcurrió con normalidad», apuntó también Sánchez Cabrera respecto a la jornada del sábado, un día marcado por el gran volumen de personas que se desplazó durante todo el día y parte de la noche por el centro pero que no hizo necesario el corte de los arcos del Grande o de la Catedral, como sí había ocurrido en años anteriores. La celebración de las justas medievales en el atrio de San Isidro y el espectáculo nocturno delGrande fueron, en palabras del primer edil, los dos eventos que más público congregaron.
«Y las buenas temperaturas del sábado hicieron que el mercado se alargara hasta la madrugada», informó también Sánchez Cabrera, que agradecía la labor de limpieza que a primera hora de la mañana de ayer ya realizaban los operarios municipales.
En cuanto a las incidencias registradas el sábado, el alcalde informó de seis lipotimias en las justas medievales; de una persona infartada en el Grande que fue atendida por los efectivos del dispositivo de seguridad y cuya evolución era ayer favorable; seis niños extraviados que fueron entregado a sus familias rápidamente; un conato de pelea, también en el Mercado Grande; y un atranque de agua enSan Segundo que será arreglado a lo largo de esta semana.