Aplazado el VI Maratón Bajo Tiétar

A.S.G.
-

La prueba debía disputarse este año el 25 de abril con salida y meta en Candeleda

Aplazado el VI Maratón Bajo Tiétar

Sigue la catarata de suspensiones, cancelaciones y aplazamientos en el mundo del deporte y una de las últimas pruebas en anunciar su aplazamiento era el VIMaratón Bajo Tiétar, una de las pruebas deportivas con mayor impacto social, económico y turístico en la zona del Tiétar y que debía celebrarse en Candeleda el 25 de abril. Sin embargo la situación y el desarrollo de los acontecimientos ocasionados por la crisis del coronavirus no ha dejado más remedio que la toma de esta decisión. Así lo confirmaba la organización, el Centro BTTBajo Tiétar.  
«Tras los últimos acontecimientos es evidente que debíamos tomar esta difícil decisión. No sabemos cuándo podremos volver a la normalidad y no podemos manteneros a la espera» señalan desde el Centro BTTBajo Tiétar a través de su página oficial en Facebook. La situación sanitaria, la propia imposibilidad de los deportistas para mantener una preparación física mínima y «evitar trastornos en cuanto a pérdidas de reservas de alojamientos» llevaban a una decisión urgente en la Comisión de Deportes de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Tiétar.
Una reunión en la que, como punto principal, se acodaba «aplazar definitivamente la prueba y comenzar a trabajar en una nueva fecha tras el paso del verano». En este caso se apunta al día 24 de octubre como una de las posibles fechas en las que se podría celebrar esta sexta edición. No obstante será en «próximas fechas cuando fijaremos la fecha de manera definitiva».
Igualmente se aclara que en el momento en el que quede fijada una fecha definitiva «abriremos un periodo de tiempo en el cual todos los inscritos que no puedan asistir soliciten la devolución íntegra de la inscripción». Un proceso que se llevará a cabo de manera automática desde la zona privada de cada uno de los participantes en el formulario de inscripciones de la web.
No ocultan desde la organización que «después de todo el trabajo realizado durante los últimos meses esta ha sido una difícil decisión pero las circunstancias son las que mandan. En unos meses seguro que lo veremos como una anécdota» valoran.
Y conscientes de lo que supone esta prueba para la economía de la zona «lo fácil hubiera sido aplazarla hasta el año que viene, pero la economía local, los hoteles, casas rurales, o restaurantes se merecen el esfuerzo».