Podemos duda de un agua "garantizada por sanidad"

ME/JCH
-

La formación traslada la «incertidumbre» en la medición de trihalometanos. La concesionaria del abastecimiento subraya que el agua es «apta para el consumo humano»

Podemos Ávila pone en duda la calidad del agua de Ávila en cuanto a la presencia de trihalometanos en la red, un elemento que un reciente estudio europeo ha asociado con el aumento del riesgo de sufrir cáncer de vejiga, y pide al Ayuntamiento de la ciudad que desarrolle su propio programa de vigilancia del agua realizando análisis en laboratorios ajenos a la concesionaria del servicio de abastecimiento.
A través de una nota de prensa, Podemos denuncia que los análisis de nuestra agua vienen marcados por «la gran incertidumbre» en las mediciones de trihalometanos, cuyos valores «podrían superar» el máximo permitido de 100 microgramos/litro en los meses de agosto, septiembre y diciembre, último mes hecho público. En los análisis aportados por la formación política se aprecia que los valores se quedan bastante por debajo de ese límite, aunque existe un intervalo de incertidumbre y serían ensayos no amparados por la acreditación de ENAC (Entidad Nacional de Acreditación).  
Podemos pone el acento en que «solo el programa de autocontrol de la concesionaria realiza controles de calidad del agua y los laboratorios que realizan los ensayos pertenecen las misma empresa». «Ni el Ayuntamiento ni la Consejería de Sanidad realizan análisis externos», un «error» para la formación morada, que también afea que la «falta de acreditación» para la mayoría de las mediciones de los laboratorios de Aqualia «resta calidad a los resultados».
respuesta de aqualia.  Aqualia, la empresa concesionaria del Servicio Municipal de Aguas de Ávila desde el 1 de enero de 1989, remitió a Diario de Ávila una nota de respuesta a última hora de ayer, en la que subraya que el agua del grifo en Ávila «tiene todas las garantías para el consumo humano».  La empresa responsable del abastecimiento en la capital abulense añade en la citada nota que «las analíticas realizadas, tanto por el gestor del abastecimiento como por la autoridad Sanitaria, arrojan que el agua de Ávila es Apta para el Consumo Humano». Además, cita a la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (Aeas) que recientemente ha salido al paso del estudio sobre la presencia de trihalometanos en el agua potable –los hace responsables del 5% de los tumores detectados en Europa– para asegurar que las aguas de consumo suministradas en España «cumplen en todos los casos con la normativa de la UE». Aqualia recuerda que hay tres tipos de controles: el del gestor del servicio, la autoridad sanitaria y el control del grifo del consumidor a cargo de una entidad local. Por último, en cuanto al «nivel de incertidumbre» en la medida, Aqualia explica que «la calificación del agua se debe realizar con el valor obtenido» y no teniendo en cuenta dicha incertidumbre. Por último, la empresa aclara que «los laboratorios de Ávila y Oviedo, donde se realizan las analíticas de control, han sido acreditados por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) que es la entidad  designada por el Gobierno, para operar en España como el único Organismo Nacional de Acreditación».