Grandes dosis de imaginación

Eduardo Cantalapiedra
-
Carnaval de Ávila - Foto: Javier Ventosa

Grandes dosis de imaginación, ingenio y muchas ganas de divertirse. Esa fue la fórmula empleada por todos y cada uno de los participantes en el desfile de Carnaval de Ávila para combatir el frío que ya a última hora de la tarde era una constante en las calles de la ciudad.
En total fueron siete los que participaron en el concurso de disfraces individual y de grupos de menos de nueve personas y quince en el de colectivos, todos ellos animados en todo momento por la música de las charangas El Meneito de Arévalo y Las Berenjenas, que abrían y cerraban el desfile, respectivamente.
Desde las cinco de la tarde ya comenzaron verse grupos de gente disfrazada por la plaza de Santa Teresa, aunque no sería hasta las seis y media cuando la comitiva festiva inició su andadura por las céntricas calles de la capital, en las que eran muchas las personas que se concentraban a ambos lados de la vía, muchos de ellos niños y niñas entusiasmados con sus disfraces.
Los primeros en desfilar por la calle Duque de Alba en dirección hacia el paseo Dos de Mayo eran los participantes individuales y de grupos pequeños, entre los que podían verse a los clásicos de Disney, Mickey y Minnie Mouse, los personajes del Mago de Oz o de Shrek, unas simpáticas cometas, el nacimiento de la sardina y el popular Tío de la Vara del Show de Mota.
A continuación eran los colectivos los que animaban a las cientos de personas concentradas en esa primera parte del trayecto, dando buena muestra de que también en la ciudad se disfrutan con gran entusiasmo los Carnavales. Unos astronautas de Las Hervencias abrían el paso al resto de grupos, entre los que se encontraban desde los almendros, hasta los colorines, las medusas del río Chico, los clics de Playmobil, unos comecocos, flores silvestres, piratas, un dragón chino, avestruces, aviones e incluso unas simpáticas canastas de baloncesto.
Todos ellos realizaron el recorrido por Duque de Alba, el paseo Dos de Mayo, la avenida de Portugal y la calle San Segundo, para adentrarse en el recinto amurallado por el arco de las Carnicerías y dirigirse por la plaza de la Catedral y la calle Tomás Luis de Victoria hacia el Mercado Chico, donde a todos ellos les esperaba, además de la entrega de premios, un espectáculo de animación.


Los premiados
El jurado calificador del concurso de disfraces adultos dio como ganadores, en la categoría individual y de grupos de menos de nueve personas a Mickey y Minnie Mouse, que reciben un premio de 200 euros, seguidos de El Mago de Oz (100 euros) y ‘Contra la crisis, vara’ (50 euros).
Por su parte, en la categoría de colectivos los triunfadores fueron ‘Vuelos de bajo coste, en Ávila’, con 800 euros de premio, seguidos de ‘Síguelo’ (700 euros), ‘Las medusas del río Chico’ (500 euros), ‘Que queso más rico’ (300 euros), ‘Mundo Playmobil’ (150 euros) y por ser los más numerosos, ‘Nunca llueve a gusto de todos’ (150 euros).

Carnaval de Ávila Javier Ventosa
Carnaval de Ávila - Foto: Javier Ventosa