Las normas urbanísticas atraerán inversiones, dice el PSOE

E.Carretero
-

El equipo de gobierno de Candeleda defiende que la revisión del ordenamiento urbano, aprobada inicialmente en Pleno con el voto en contra de la oposición, generará confianza entre inversores y propietarios

Las normas urbanísticas atraerán inversiones, dice el PSOE

El equipo de gobierno de Candeleda defiende las nuevas normas urbanísticas porque, en contra de lo que piensa la oposición, «consolidarán el crecimiento económico y población del municipio», tal y como entienden los socialistas que recuerdan que el Ayuntamiento de Candeleda, a través de su área de Urbanismo, viene impulsando desde hace más de un año la revisión de las Normas Urbanísticas Municipales debido a que las vigentes, que tienen casi 20 años de antigüedad, «han quedado obsoletas y no permiten una adecuada ordenación urbanística de Candeleda y El Raso».
No en vano, para el equipo de gobierno, la aprobación inicial de la revisión de las Normas Urbanísticas, aprobada en Pleno con el respaldo unánime de los concejales socialistas, es «el instrumento que Candeleda necesita para consolidar el crecimiento económico y poblacional del municipio». Por ese motivo desde el PSOE critican tanto al portavoz del Partido Popular, Rubén Hernández, como al de AECyR,  José María Monforte, que votaran en contra en el Pleno, «oponiéndose a la modernización y ordenamiento de nuestro municipio»,  y que lo hicieran, aseguran desde el PSOE, argumentando no conocer en profundidad las normas «por no haberlas leído».
Y es que desde el PSOE insisten en que la revisión de la normativa urbanística municipal «dotará de mayor seguridad jurídica al municipio, generando la confiabilidad buscada por los inversores y propietarios que deseen desarrollar sus proyectos en Candeleda o establecerse en nuestro municipio» lo que, aseguran desde el PSOE, fomentará «la llegada de inversiones y la creación de negocios que serán impulsores económicos clave para Candeleda y El Raso, y fundamentales para la lucha contra la despoblación».
Explican así mismo desde el equipo de gobierno que una vez superado el plazo de dos meses de exposición pública, y tras su aprobación en Pleno, las normas urbanísticas se elevarán a la Junta de Castilla y León para su aprobación definitiva lo que permitirá que Candeleda cuente «con 7,2 hectáreas de suelo industrial de propiedad municipal que se pondrá a disposición del desarrollo del municipio para la creación del ansiado polígono industrial, atrayendo inversores y consolidando a los empresarios locales, lo que será un dinamizador sin precedentes de la economía local».  
Defienden igualmente desde el PSOE el trabajo realizado en este sentido desde Rueda y Vega Asociados, adjudicatarios del concurso al concurrieron más de 20 reputados estudios de urbanismo, para actualizar una normativa que databa de 2001 y presentaba «enormes deficiencias que contradicen la Ley de Urbanismo de Castilla y León y no contemplan las directrices europeas en materia de conservación del medio ambiente y el patrimonio cultural, aspectos cruciales del desarrollo turístico de Candeleda y El Raso».
Además, la revisión de estas normas, destacan desde el equipo de gobierno, «resolverá varios aspectos críticos» de las actual ordenación urbanística, «entre ellos la dificultad detectada en las grandes unidades de ejecución del Suelo Urbano No Consolidado, que hoy por hoy limita el desarrollo de proyectos en estas zonas y que se superaría con la creación de unidades menores para reactivar al sector de la construcción».
Por otro lado, apuntan los socialistas, en esta revisión se incluye ya el Suelo Rústico de Asentamiento Irregular, que en la actual normativa no existe, y que «permitirá que zonas como la Joya o el Meloncillo puedan dar los pasos adecuados para su regularización mediante planes especiales», así como «una importante obra de circunvalación sur-este-norte en Candeleda que desviará el tránsito de vehículos pesados, aliviando el tráfico al interior del municipio y mejorando la actividad industrial» y un plan de recuperación del Casco Antiguo como exponente clave para «procurar que no se pierdan más joyas de la arquitectura tradicional».