Borja R.Niso: "Decidí dejarlo todo por la música"

P.R.
-

Entrevista con el pianista autodidacta. Antes, empresario del mundo de la tecnología. Está en esto de la música por casualidad, por un anuncio que vio en televisión. Pero lo cierto es que la música ha convulsionado su vida y se ha convertido

Borja R.Niso: "Decidí dejarlo todo por la música"

El próximo viernes Borja R. Niso ofrece un concierto en Ávila. Será a las 20,00 horas en el Auditorio de la Fundación Ávila. Pianista autodidacta. Su vida tiene algo del propio anuncio y de la música de  Ludovico Einaudi que tanto le cautiva. No se lo pierdan. Seguro que no les defraudará. 
Reconozco que no había visto el anuncio completo de Justino, el anuncio de la Lotería de Navidad del año 2015. A mí también me ha impactado. La música es muy sencilla, pero de un gran impacto. ¿Qué le pasó por la cabeza cuando lo escuchó por primera vez?
Lo primero de todo cuando terminé de ver el anuncio fue el impulso de levantarme, ir a la mesa y buscar en Internet quien había creado el anuncio. Una fuerza me empujó a descubrir cuál era el título del tema y quien lo había compuesto. Recuerdo estar toda la noche en bucle escuchándolo una y otra vez, Nuvole Bianche se titulada de un tal Ludovico Einaudi a quien no había oído en mi vida. Al día siguiente en la oficina busqué al compositor, Ludovico Einaudi y descubrí en su web, que daba un primer concierto de la ‘Gira Elements Tour’ el 16 de Abril de 2016 en el Teatro Real de Madrid. Así que no me lo pensé más y compré las entradas; 240 euros recuerdo… jamás había gastado semejante suma de dinero en un concierto, pero algo me dijo que ese no sería un concierto cualquiera… Y así fue.
Esperé 4 o 5 meses con las entradas guardadas en un cajón hasta que llegó el gran día, ese sábado 16 de abril de 2019 a las 20.00 en el Teatro Real de Madrid. Como a mitad de concierto, sobre las 21 o 21:15, empezó a sonar el tema del anuncio, Nuvole Bianche… Y recuerdo empezar a llorar… No sentía tristeza, en absoluto, todo lo contrario. Es difícil de explicar. Era como un calor que me recorría el cuerpo y alma, sentía paz, eran lágrimas de amor por algo tan intenso como lo que estaba viviendo en esos momentos. Sin lugar a dudas la experiencia más intensa que he vivido en mi vida.
Mientras escuchaba atentamente, me veía sobre el escenario siendo yo el pianista y aunque entiendo que para cualquiera que me escuche o lea, puede sonar raro, me juré en ese preciso momento que iba a seguir los pasos de Ludovico, quería tocar como el, tocar en teatros y auditorios, y por qué no, algún día quizás, incluso, tocar con él.
¿Cuál era su dedicación hasta entonces? ¿Y ahora?
En mi vida (laboral) anterior siempre fui empresario del mundo de la tecnología y el sector turístico, con empresas de éxito en dichos sectores. Pero llegado el momento, decidí dejarlo todo, vender las empresas y cerrarlo todo para dedicarme a lo que realmente me llenaba y me hacía sentir feliz, la música… Por que, ¿para que hemos venido a vivir?, para ser felices y sobre todo para compartirlo con los demás. Esa era mi misión, y así lo sentí aquel 16 de abril de 2016.
Ahora mismo vivo de los conciertos, de poder tocar en escenarios de toda España para quienes quieren venir a escucharme. A lo largo de esta temporada hemos programado más de 50 conciertos por toda España, con el fin de poder llevar la música del gran maestro y la mía propia, a todos los rincones. Porque mi objetivo no es otro que ser feliz y hacer felices a los demás a través de la música de mi piano. Por eso hora pido a todos aquellos que les guste la música que se animen a venir al concierto, para poder escuchar mi historia contada directamente por mi mientras interpreto de memoria casi 120 minutos con los mejores temas de Ludovico Einaudi.
¿Cómo ha cambiado su vida desde que descubriste a Nuvole Bianche y a Ludovico Einaudi?
Pues completamente. He dejado una vida, un trabajo asentado y exitoso, por algo nuevo y desconocido como la música y los conciertos. Pero ahora soy feliz… Esa es la diferencia. Ahora, realmente hago lo que me llena. Si, es cierto que antes ganaba mucho más dinero, pero en la vida no todo es el dinero, sino hacer aquello para lo que hemos venido a la vida. 
Yo a mis 35 años prioricé una vida diferente, plena y completa, frente a una vida mucho más tranquila (económicamente hablando), pero también más vacía de amor y de significado. No cambiaría por nada del mundo esta nueva vida. Por nada del mundo. Me podrá salir mejor o peor, pero es la vida que quiero vivir y voy a luchar por conseguirlo.
¿Qué suponía la música para usted hasta ese momento y que supone a partir de entonces?  
Hasta ese momento poco o muy poco. Me encantaba oír música, pero, desde luego, no de piano. Me encantaba el violín y la música clásica para violín y orquesta, pero poco más. El piano nunca lo había escuchado. Me encantaba el pop y sobre todo rock y la música acústica.
La música ha pasado de ser un mero entretenimiento a un canal de expresión, un idioma universal que me permite expresarme desde mi alma y ofrecer a todos los que me vienen a escuchar en directo, un mensaje de amor por y para la música y de agradecimiento a Ludovico Einaudi por haberme descubierto este talento innato.
¿Qué formación musical ha recibido hasta ahora?
Ninguna. Todo lo he aprendido a través de horas y esfuerzo autodidacta. Tan solo hace un año aproximadamente recibí clases del gran maestro Eduardo Frías, quien me ayudo de forma exponencial a sacar mucho más del instrumento y de mi mismo. Pero todo lo demás es a base de horas, esfuerzo, trabajo, dedicación, perseverancia y amor por la música.
Hay mucho más amor en mi interpretación de la música que conocimientos técnicos como tal. Mis conciertos no dejan indiferente a nadie, por lo que transmito y como lo hago, por el amor que proyecto hacia quienes vienen a escucharme, por el respeto profundo que siento por este instrumento y por todo el mundo de la música.
Actualmente estoy terminando de preparar mi primer disco, Orígenes, que grabaré en estudio este mes de julio y que empezaré a presentar al público en breve, tras el verano y que quienes han podido oír algunos de los temas, esta causando muy buenas críticas. 
¿Qué ofrecerá en el concierto de Ávila?
En Ávila interpretaré 120 minutos con una selección de los mejores temas de Ludovico Einaudi, alguna de sus bandas sonoras más conocidas, como Una Matina, Fly (de la película Intochable), This is England, Doctor Zhivago, etc. Una selección de los temas de su penúltimo disco Elements (alguna sorpresa del último Seven Days Walking) y por supuesto los temas que han sido Banda Sonora de muchas vidas como Divenire, I Giorni, Berlin Song, Experience, Nuvole Bianche,… y así hasta un total de 18 temas componen el programa que he elegido para la  ocasión.