Los deberes hechos y los objetivos claros

A.S.G.
-

Cebrereña y Colegios Diocesanos arrancan la temporada 2019-2020 con el objetivo de pelear por un ascenso que se avisa complicado. El Candeleda, a por la permanencia

Los deberes hechos y los objetivos claros

Comienza la Regional de Aficionados - Grupo A 2019-2020. Se acabaron las pruebas, los test y los amistosos propios del verano. Lo de este fin de semana es otra cosa muy diferente. Comienza la competición, nueve meses por delante para decidir los ascensos y descensos en una categoría que, este año, contará con tres representantes abulenses tras el descenso desde la Tercera División de la Cultural Deportiva Cebrereña siete temporadas después y la vuelta del Atlético Candeleda a una categoría que ya pisó hace doce años. Y ambos se unen a un Colegios Diocesanos que sumará su cuarta temporada consecutiva con un proyecto más ambicioso que nunca. Con los deberes hechos en pretemporada y los objetivos claros por delante, empieza la Regional de Aficionados.  
Un año de retos, para todos. Porque el curso se avisa duro, igualado y competitivo como pocos, tanto para los de arriba como para los de abajo. Y las apuestas al ascenso, destino final para el Colegios Diocesanos y CulturalDeportiva Cebrereña –claros candidatos a la pelea por el billete a la Tercera División–, han subido. Por delante se viene una temporada «con muchos equipos que quieren estar arriba».Lo quiere el cuadro de Pepe García, que pese a los efectivos que ha perdido la sola presencia de gente como David Terleira, Juanma, Ruba, Súper, Diego Pérez oPerdi, entre otros, es un aval para que los de El Mancho Ángel Sastre estén en la pelea. De lo que puedan dar de sí sus jóvenes incorporaciones –el exdelantero del Zona Norte, Pablo, es una de sus mejores bazas– dependerá el resultado final.  
Apuestan a la pelea por el ascenso en El Mancho Ángel Sastre y ven la apuesta en elSancti Spíritu.A lo que ya tenía José Alberto Fernández Somoza –Vicente, Quique o Darío, entre otros muchos– han sumado a Ángel Encinar, Juli, Roa, Mario Hidalgo, Pose,Víctor y un Josito que espera poder hacerlo. Un equipo para pelear por todo. Pero que nadie se despiste. Porque vienen curvas. A los clásicos SanJosé, Unami o Villamuriel se unen un reforzado Racing Lermeño  y unCastilla Palencia que han reconstruido sus equipos con dos clásicos de los campos de Tercera como Lobera o Durántez. Con Briviesca y Uxama como recién descendidos de la Tercera División, el resultado es un Grupo A «que este año será muy complicado. No creo que los equipos de arriba sumen tantos puntos como el año pasado».Lo cree Somoza con buen criterio.   
Mucho gallo para un corral muy diferente al del Atlético Candeleda. En su regreso a la categoría el equipo de Miguel Araujo lo tiene claro. «Sería absurdo decir otra cosa que no fuera que el objetivo es la permanencia». Es lo que toca en ElLlano. La temporada pasada ya demostró, en la piel del Bosco de Arévalo, lo complicado que es construir un proyecto en la Regional. Ya le ocurrió en su momento al Mombeltrán –no llegó a terminar la temporada– o al Sotillo. Pocos recursos y muchos kilómetros por delante de desplazamientos capaces de hacer mella en cualquiera. No lo tendrá fácil el equipo candeledano, pero la ilusión del proyecto es capaz de cualquier cosa.