Diocesanos y Cebrereña, un ascenso en estado de espera

A.S.G.
-

La reunión mantenida entre los clubes de Regional y la FCyLF confirma la posibilidad de que ambos estén en Tercera la próxima temporada, si bien todo queda en manos de la RFEF

Diocesanos y Cebrereña, un ascenso en estado de espera

Ahora mismo «no hay nada confirmado». Son planes, propuestas encima de la mesa. Así lo dejan claro quienes estuvieron en la pasada reunión que la Federación de Castilla y León de Fútbol mantuvo con los clubes de la Regional de Aficionados, entre otros. Pero los planes iniciales de la territorial, y que inicialmente cuentan con el visto buenos de los equipos que estuvieron en la reunión, pasarían porque la temporada 2019-2020 en la Regional de Aficionados no se reanude, que no se ejecuten los descensos, lo que daría la salvación al Atlético Candeleda junto al Tardelcuende, el Carejas Paredes y el Internacional Vista Alegre, pero sí los ascensos, lo que llevaría al Colegios Diocesanos y la Cultural Deportiva Cebrereña sería, junto al Peñaranda, a ser equipos el año que viene (2020-2021) del Grupo VIII de Tercera División. 
Darlo por seguro «no sería correcto» quieren dejar especialmente claro fuentes consultadas por Diario de Ávila. La reunión, como la que se hizo en su momento con los clubes de Tercera, está sirviendo a la FCyLF como termómetro de las opiniones de los clubes, «y en su mayoría  todos estarían conformes en que la competición acabe en este mismo instante, tal y como está, ascendiendo, según la normativa, a quienes corresponda en estos momentos» lo que daría el billete al Colegios Diocesanos y Cultural Deportiva Cebrereña, mejor segundo. Se da el hecho de que ambos equipos finalizaron en las mismas posiciones la primera vuelta. Un detalle importante, dado que algunos equipos han recordado que, con la normativa en la mano, habría que tomar la primera vuelta como referencia dado que es la única fase jugada al completo.  
«No quiere decir que sea la decisión que se va a tomar, es lo que opinamos los clubes» se deja muy claro. Todo dependerá finalmente del camino que acabe tomando la RFEF con Tercera División, y el debate sobre resolver la temporada en la categoría superior se ha complicado a medida que han pasado los días hasta el punto de que el propio CSD, en la pasada reunión con la RFEF y las territoriales, fuera quien propusiera darse una semana al menos de margen para madurar las propuestas y evitar la judicialización de las competiciones, como ya se amenazaba desde algunos equipos.
No obstante, desde los clubes entienden que la competición a nivel regional no debe volver al césped.