scorecardresearch

Colorido y diversión en el Bajo Tiétar

Eduardo Cantalapiedra
-

Carnaval de Arenas de San Pedro - Foto: Chinarro y Mimoso

Con el tradicional chupinazo en la plaza del Ayuntamiento arrancaron ayer por la tarde los Carnavales de Arenas de San Pedro. Una cita que cada año va cobrando mayor protagonismo en el valle y que para esta primera jornada contó con los gigantes y cabezudos que acompañaron a las rondas folclóricas.

Ese recorrido musical recorrió la Triste Condesa para concluir en la plaza de las Monjas Agustinas, donde los presentes degustaron unas ricas pastas acompañadas de limonada. Este primer día concluyó con el espectacular baile de Carnaval en el Palacio de la Mosquera, organizado por la Asociación Amigos del Palacio, después de que el concurso de chirigotas programado no se celebrara finalmente.

Por su parte, en Candeleda los actos arrancaron con el gran pasacalles, amenizado por la música y las actuaciones de malabaristas, lanzafuegos, acróbatas y payasos, que discurrió entre la plaza Mayor y la carpa instalada en la plaza del Castillo, donde hubo diversión para todos con un baile y concurso de disfraces que concluyó ya de madrugada con la entrega de premios para todos los participantes en esta primera jornada festiva.