Una temporada atípica

Agencias-SPC
-

La Federación anunciará esta semana si reanuda o cancela los torneos femeninos

Una temporada atípica

Sobrados  argumentos tenían las futbolistas para prometérselas felices hace un año. La memoria ubica al Atlético de Madrid redondeando un trienio glorioso en el fútbol español y disfrutando de un Wanda Metropolitano de récord. 
La conquista copera de la Real Sociedad se produjo en ‘prime time’ y el Barcelona le hizo saber a Europa que su proyecto pasa ya por competir por el cetro continental. También la selección dio un paso adelante en el Mundial, aún con su eliminación en los octavos y engrosando ilusiones de la mano de Jenni Hermoso, Alexia Putellas, Irene Paredes y más ‘camaradas’. 
La dicha, sin embargo, se torció pronto. Los clubes expusieron sus diferencias con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) mientras ésta tejía la remodelación de la Primera y Segunda categorías, ahora denominadas Primera y Reto Iberdrola. La beligerancia se extendió por los derechos televisivos y las futbolistas maquinaron un plante en reivindicación de su primer convenio colectivo. La histórica firma de ese documento se produjo, con todos los honores, hace un par de meses en el Congreso. Ocurre que ahora la actualidad se contempla bajo un nubarrón de incertidumbre. La pandemia amenaza su modelo deficitario, aunque su progresión le acerca cada vez más al profesionalismo.
Como oficialmente no tiene esa consideración, su salida ante la emergencia sanitaria se trazará con independencia de lo que LaLiga paute para las competiciones masculinas. No hay una decisión en firme sobre la resolución de los torneos femeninos, según fuentes de la RFEF, si bien la institución trabaja en varias «propuestas de finalización express». La mayoría contempla la total interrupción este curso.


Cuatro escenarios

En el primero, se proclamaría como campeón al Barcelona y se suprimirían los descensos, por lo que el Valencia y el Espanyol salvarían la categoría. Accederían desde Reto Iberdrola los campeones, Santa Teresa y el Eibar, ya que el filial del Athletic Club no podría coincidir con su primer equipo en Primera, categoría que pasaría a contar con dos equipos más, es decir, 18 y cuatro plazas de descenso.
Si se impone esta propuesta, solo se jugarían las eliminatorias de ascenso desde Primera Nacional a Reto Iberdrola. El Barça y el Atlético continuarían su participación en la Champions, que, de momento, no ha sido suspendida por la UEFA.
Una alternativa es que no se dispute un ‘play-off’ de ascenso de Primera Nacional a Reto Iberdrola y que asciendan directamente los siete campeones de grupo y el mejor segundo.
Los escenarios de Segunda A y B, en cambio, sí supondrían un notable cambio en el formato de competición. Cabe la posibilidad de que asciendan directamente cuatro equipos desde Reto a Primera Iberdrola. Eibar y Osasuna, desde el Grupo Norte, y Santa Teresa y Granada, desde el Grupo Sur, llegarían a la máxima categoría y se unirían a los conocidos 16 equipos. Así, la Primera se dividiría en dos grupos de 10.
Sea como fuere, los clubes cuantifican sus pérdidas en 600.000 euros ante la interrupción definitiva, dejarían de contar con los derechos audiovisuales, comerciales y de patrocinio de las ocho jornadas restantes, lo que dejaría en entredicho el convenio colectivo firmado hace pocas semanas. Aún no hay nada decidido.