El Ayuntamiento de Arévalo queda a expensas de los pactos

P.R.
-

El PP pierde la mayoría absoluta y empata a seis concejales con Arévalo Decide, por lo cual el único edil del PSOE decidirá quién gobierna en la capital de La Moraña

El Ayuntamiento de Arévalo queda a expensas de los pactos

El Partido Popular perdió ayer la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Arévalo tras cuatro legislaturas siendo con mucho el partido más votado, siempre con Vidal Galicia como cabeza de lista, al empatar a seis concejales con el partido Arévalo Decide, encabezado por Francisco León, alcalde de la capital de La Moraña en el periodo 1999-2003 bajo las siglas del PSOE.
Así las cosas, será precisamente el único edil que ayer consiguió el Partido Socialista quien decida cuál de los otros dos partidos representados en el Ayuntamiento ocupará la Alcaldía.
Fue la lista popular la que consiguió el mayor número de sufragios, 1.905 (el 40,77% del total), aunque consiguió la misma media docena de concejales que sumó Arévalo Decide gracias a los 1.712 votos cosechados (un 36,64%), llevándose el otro concejal en liza el Partido Socialista gracias a la confianza que le dieron otros 523 votantes (un 11,19% de quienes acudieron a las urnas).
Sin representación en el Consistorio se quedaron los otros tres partidos que se repartieron el resto de votos: Vox, que sumó 211 (un 4,52 por ciento del total); Ciudadanos, que consiguió 172 (el 3,68%), e IU-Equo, que se alzó con 93 (el 1,99 por ciento).
Igual que en el conjunto nacional, regional y provincial, también en Arévalo la participación de los votantes fue sensiblemente superior a la registrada en las elecciones de 2015, ya que acudió a las urnas el 74,58% de los arevalenses con derecho a voto (4.478), casi seis puntos más que hace cuatro años.
declaraciones. El candidato del PP a la alcaldía de Arévalo, Vidal Galicia mostró su satisfacción al haber ganado las elecciones con 1.905 votos y seis concejales, frente a los mismos concejales de Arévalo Decide, que ha obtenido 1.712 y los 523 logrados por el PSOE, que ha conseguido un único escaño. «Se han dado una serie de circunstancias que ha hecho que no podamos mantener la mayoría absoluta». Una de estas consecuencias que valora Galicia es la concentración de votos de los otros partidos del espectro político de Arévalo en una nueva formación política, Arévalo Decide. «El PSOE se queda en uno, Ciudadanos ha perdido los concejales que tenían e izquierda Unida También y se han concentrado en una única fuerza”.  
Francisco León, candidato de Arévalo Decide, mostraba su satisfacción a la vez que reconocía que se habían conseguido estos buenos resultados porque «se ha hecho un buen equipo, se ha hecho una buena campaña. Hemos creado ilusión y muchas ganas a los Arevalense de tener algo nuevo en el ayuntamiento. La cuestión es clara. Hemos pasado de cero a seis. De no tener nada a aparecer y hacernos con seis concejales. Creo que se mida por donde se mida es todo un éxito, por parte de Arévalo Decide». En cuanto a los pactos con el PSOE dijo que se pondrán a hablar con la próxima semana para ver la posibilidad de llegar a un pacto de gobierno que lleve al cambio en el ayuntamiento de Arévalo». 
Rodrigo Romo, candidato del PSOE al Ayuntamiento de Arévalo reconoció  que los resultados obtenidos en estos comicios «habían sido muy malos. Aspirábamos a gobernar y nos hemos quedado con un concejal y hemos perdido la mitad de los votantes».
En cuanto a la gobernabilidad en el Ayuntamiento de Ávila Romo indicó que «habrá que realizarlo. Cuando lo realicemos y veamos las posibilidades ya veremos lo que hacemos». En cuanto al análisis que hace de estos resultados indica que desconoce las razones que les ha llevado al fracaso. «Creo que hemos hecho un buen trabajo durante cuatro años. La gente ha pedido trasparencia y hemos sido transparentes. La gente pide información y hemos dado información. Hemos hecho propuestas, hemos escuchado a los vecinos. No sé que es exactamente lo que se pide al PSOE».