¿Llegará esta semana la solución a la famosa polémica del 'Equipo 20'?

A.S.G.
-

Desde la Federación de Castilla y León de Fútbol se espera que a lo largo de esta semana se produzca el pronunciamiento de la justicia sobre la inclusión o rechazo del Salmantino

No gana para sobresaltos esta temporada la Federación de Castilla y León de Fútbol. A la ‘bomba’ que lanzaba en la noche del domingo La Virgen del Camino, y su amenaza de retirada de la competición finalmente aplazada hasta el miércoles a expensas de una reunión con el órgano federativo, esta semana podría llegar la solución definitiva al polémico caso del ‘Equipo 20’, o mejor dicho, el CD CF Salmantino, un conjunto que espera a la resolución judicial para ser inscrito en el grupo VIIIde la Tercera División.     
«Podría ser esta semana cuando se sepa definitivamente si el Salmantino es inscrito o no en el grupo VIII de Tercera» señalaban este lunes fuentes de la Federación de Castilla y León de Fútbol, que confían en poner punto y final a una polémica que se extiende desde el inicio de la pretemporada.
Un verano en el que desde el club salmantino, heredero de la cantera de la desaparecida UD Salamanca, se ha tratado de  lograr la inscripción en el grupo VIII sin éxito. Siempre, y según apuntaba en su momento Ricardo Martín, director deportivo del nuevo proyecto, pese a  contar con dos autos judiciales de obligado cumplimiento por el que la Federación de Castilla y León debería haber procedido a la inscripción del nuevo equipo en la Tercera División, teniendo a su vez un plazo de un año desde su inscripción para cumplir los requisitos que impusiera la FCyLF.
Polémica que se agravaba cuando la Real Federación Española de Fútbol se pronunciaba a este respecto y prohibía la inscripción tanto del Salamanca Athletic como del CD CF Salmantino en Segunda División B y Tercera División respectivamente. Una decisión que apoyaba en el requisito de tener que registrarse y constituirse como Sociedad Anónima Deportiva
El asunto se encuentra, así pues, en manos de los tribunales a la espera de un pronunciamiento que venga a poner fin a la solución determinando su inscripción o la negativa a la misma.