La vivienda en los pueblos es un 38 por ciento más económica

E.Carretero
-

Mientras que en los municipios de menos de 5.000 habitantes el precio del metro cuadrado ronda los 680 euros en Ávila ciudad se sitúa en 1.096

La vivienda en los pueblos es un 38 por ciento más económica - Foto: David Castro

Adquirir una vivienda en un municipio de la provincia de menos de 5.000 habitantes resulta de media un 38 por ciento más económico que optar por una inversión de este tipo en la capital abulense. Y  aunque se trata de un ahorro importante lo cierto es que la diferencia de precio entre viviendas en el medio rural y en la capital es menor que la resultante en el conjunto nacional donde según un estudio del portal inmobiliario idealista comprar una vivienda en un municipio de menos de 5.000 habitantes es un 51,8 por ciento que hacerlo en una capital de provincia.
Adquirir una vivienda en un municipio abulense de menos de 5.000 habitantes, la mayoría en el caso de esta provincia,  tiene un precio medio de 680 euros por metro cuadrado frente al precio de la capital abulense que, según idealista, ronda los 1.096 euros. En cualquier caso se trata de valores más económicos a los de la media nacional que en el caso de los municipios de menos de 5.000 habitantes se sitúa en 834 euros por metro cuadrado y en el de las capitales de provincia, en los 1.729 euros por metro en el mes de junio.
Las diferencias entre los municipios pequeños y las capitales varían en toda la geografía española, destacan desde idealista donde apuntan que el mayor descuento se encuentra en la provincia de Barcelona, donde los pueblos tienen un precio un 69,1 por ciento inferior que la capital. Le siguen Madrid (68,5 por ciento más baratos), Sevilla (68 por ciento menos), San Sebastián (65,6 por ciento), A Coruña (63,3 por ciento), Salamanca (62,5), Granada (61) y Zaragoza (60,8).
Por el contrario, el estudio de idealista revela que las provincias en las que los compradores tendrían menores incentivos económicos para abandonar la capital serían Lleida (donde los inmuebles de los pueblos son un 5,3 por ciento más económicos en los pueblos que en la capital), Santa Cruz de Tenerife (6,5 por ciento), Murcia (12 por ciento), Palma (14,9 por ciento) y Castellón (19,8 por ciento).
Baleares es la comunidad en la que las viviendas en pequeños municipios tienen un metro cuadrado más caro: 2.607 euros. Le siguen los pueblos de Vizcaya (1.732 euros), Girona (1.688 euros), Guipúzcoa (1.663 euros), Santa Cruz de Tenerife (1.380 euros) y Barcelona (1.283 euros), mientras que en Madrid el precio se sitúa en 1.137 euros por metro cuadrado.
En el extremo opuesto se sitúan las viviendas de las localidades menos pobladas de Ciudad Real (542 euros por metro cuadrado), Cuenca (553 euros), Zamora (557 euros) y Toledo (573 euros).
Apunta también este informe que a pesar de que durante el último año los precios en España se hayan reducido un 4,8 por ciento, en los municipios con menos de 5.000 habitantes la vivienda se ha revalorizado un 6,2 por ciento  en el mismo tiempo. De hecho, Ávila es una de las provincias donde más ha aumentado el precio de la vivienda rural en ese periodo de tiempo, concretamente la sexta del país, tras registrar una subida del 14,1 por ciento.
Badajoz es la provincia en la que los pueblos han subido más su precio, con un 21,4  por ciento; una variación similar a la registrada por Castellón (21,2 por ciento). Le siguen Soria (17,9), Salamanca (16,4) y Teruel (14,9 por ciento).