Leo Messi ya es uno más

Agencias
-

El capitán azulgrana se incorpora a los entrenamientos del grupo junto a Philippe Coutinho

El ‘crack’ argentino podría tener unos minutos el próximo sábado ante el Nástic de Tarragona, en el primer amistoso del Barça de la pretemporada.

Era, sin lugar a dudas, la foto más esperada tras el ‘terremoto’ que hizo tambalearse durante 10 días los cimientos del Barcelona:Messi ya entrena con el resto de sus compañeros.  
Y es que el capitán blaugrana y Philippe Coutinho, recién llegado de Múnich, se ejercitaron ayer con el grupo, una vez que habían recibido los resultados negativos en coronavirus del segundo test al que fueron sometidos.
El ‘crack’ argentino, que regresó el pasado lunes a los entrenamientos después de negarse a hacerlo cuando estaba previsto por su disputa y petición de irse con el club, y el brasileño, que venía preparándose en solitario, ya trabajaron por la mañana junto a sus compañeros.
En ambos casos, dieron negativo en el test de la COVID-19 y tienen ‘luz verde’ para, ahora sí, entrenarse a las órdenes del nuevo entrenador blaugrana, Ronald Koeman que, según algunos medios, habló con Messi y este le transmitió sus dudas sobre el proyecto. 
Coutinho, que adelantó cuatro días su regreso a la actividad, quiere aprovechar su buena cesión al Bayern de Múnich, con el que se proclamó campeón de la Liga de Campeones, y ganarse la confianza del técnico neerlandés, que le ha dado una nueva oportunidad.
Por otro lado, en esta primera sesión de entrenamiento del miércoles, regresaron al grupo los internacionales Sergio Busquets, Ansu Fati y Frenkie De Jong, que se incorporaron sin problemas.
Otro que se unió a la partida fue Samuel Umtiti, que recibió por la mañana el alta médica tras dejar atrás el coronavirus, del que se contagió a mediados de agosto. Koeman ya le comunicó nada más hacerse cargo de la nave blaugrana que no cuenta con él, por lo que se le busca una salida. No obstante, es complicado por su propensión a las lesiones y, sobre todo, por su elevada ficha. El Olympique de Lyon está interesado en él pero no puede asumir su sueldo. Desde las oficinas del club culé se está intentando meterle en la operación para traerse al delantero Depay. 
Por otra parte, otro holandés (el preparador quiere ‘pescar’ en la selección que hasta hace poco dirigía), Gini Wijnaldum, se acerca al Camp Nou. Un diario deportivo señaló ayer que el centrocampista está muy ilusionado con la opción de unirse con su antiguo entrenador en el Barça, pero las conversaciones por ahora se encuentran estancadas. 
Yes que el club culé quiere realizar una inversión mínima por un futbolista al que le resta un año de contrato, mientras que el Liverpool quiere sacar más tajada. En Anfield tasan al neerlandés en 17 millones de euros, una cantidad que en la entidad catalana consideran excesiva para un jugador que en noviembre cumplirá 30 años.