El PP perdería en Ávila un procurador que ganaría Vox

L.C.S
-
El PP pierde un procurador que irá a parar a Vox

El PSOE mantendría a sus votantes y representantes, mientras que Ciudadanos casi doblaría los apoyos, pero seguiría con un escaño, según la encuesta de Sigma Dos para ICAL

El Partido Popular seguirá siendo la fuerza más votada en la provincia de Ávila en las Elecciones Autonómicas del próximo mes de mayo pero perdiendo al diez por ciento de sus votantes y dejándose por el camino un procurador, que irá a parar a Vox, que con un 12 por ciento, obtiene en Ávila el mayor apoyo de todas las provincias de la comunidad, empatando con Burgos. Esta es la principal conclusión en lo que a la provincia de Ávila se refiere de la encuesta elaborada por la empresa Sigma Dos para la agencia ICAL de cara a los comicios regionales del próximo mes de mayo.

Atendiendo a estos resultados, se puede considerar que el PP continúa a la baja en la provincia, y si ya hace cuatro años perdió un procurador pasando de 5 a 4, en esta ocasión, quedándose con el 35 por ciento de los votos en vez de los 45 de 2015, se quedaría con un escaño menos en las Cortes regionales, pasando de 4 a 3.

Ese escaño iría a parar a Vox, que irrumpe con fuerza en el panorama político abulense acumulando hasta el 12 por ciento de los votos según la encuesta, lo que se traduce en un procurador, heredando un buen número de los apoyos que pierde el Partido Popular.

El PSOE, aunque por poco, se mantiene como la segunda fuerza política en la provincia en esta votación regional con el 22 por ciento, mismo porcentaje que hace cuatro años, lo que le vale para mantener los dos procuradores que ahora mismo tiene en Castilla y León.

Muy cerca, a solo dos puntos, se queda Ciudadanos, cuya significativa subida desde el 11,9% de hace cuatro años no se traduce en más escaños, manteniendo el que ahora tiene, pero sí le deja muy cerca de los socialistas, con opciones de que ese segundo procurador del PSOE pueda estar pendiente de un puñado de votos para pasar a ser ‘naranja’.

Si destacada es la subida de Vox, que se eleva en Ávila por encima de la media regional, que es del 9,6, también lo es la práctica desaparición de Podemos, que pasa del 10,1 por ciento de 2015 al 6 por ciento de la encuesta para este año, mientras que de manera testimonial, con un 2 por ciento, queda Izquierda Unida, que hace cuatro año estuvo en el 4.