La naturaleza vista y plasmada desde el pincel y el lienzo

B.M
-

Comienza en el centro de San Nicolás un taller que en cuatro jornadas de la mano de Nacho Sevilla llevará a reflejar aves, primero con los detalles y después con el movimiento y el color

La naturaleza vista y plasmada desde el pincel y el lienzo - Foto: Isabel García

El movimiento, los detalles, el color... todo se cuida en el ‘Curso de Iniciación a la ilustración de Naturaleza: aves’ que este martes comenzó en el Centro Medioambiental de San Nicolás, cubriendo todas sus plazas y con la posibilidad que marcaba la presencia de Nacho Sevilla como encargado del taller.
Precisamente, Alberto Burgos, concejal de Medio Ambiente, destacó la presencia de Sevilla como experto naturalista a nivel nacional e internacional para este curso en el centro de San Nicolás donde el representante municipal recordó que ya se han organizado tres actividades este año y en ellas se han cubierto todas las plazas. Por ello se mostró «contento» por la acogida que están realizando con unas propuestas que creen que pueden ser atractivas para la gente de Ávila. Estas se encuadran en una configuración anual que se va organizando por cuatrimestres y en la que posteriormente se irán «añadiendo actividades» según sea la demanda que se reciba o con las que crean que puedan tener repercusión para la divulgación medioambiental o la concienciación.
Poco antes de comenzar el curso, Nacho Sevilla explicaba que lo que se pretendía con el taller era una «aproximación al conocimiento de las aves pero utilizando como excusa dibujarlas». Para ello se han organizado cuatro sesiones hasta el 13 de febrero en horario de 18,30 y 20,00 horas.
En la primera de ellas, la que se desarrollaba este lunes, la idea era «ver para conocer», descubrir que «solo vemos el aspecto externo del ave y si la tenemos que dibujar, lo que dibujamos son plumas, en realidad no dibujamos músculos o piel».
La siguiente sesión se dedicará a que los asistentes se fijen en los detalles de cada especie y grupo, los picos, las garras, las distintas peculiaridades que presentan. Después ya llegará el momento de dibujar el movimiento teniendo en cuenta que su vuelo «es lo más atractivo que tienen» por lo que se pretende plasmar aves en vuelo. 
Con la última sesión llegará el turno del color, «como dar esos preciosos colores que tienen» utilizando distintas técnicas como las acuarelas o los lápices de color.
En estas ‘clases’ de dibujo se podrá detectar qué es lo más complicado a la hora de dibujar aves, que en opinión de Nacho Sevilla se encuentra en las proporciones y en las garras.
En esto se tendrán que afanar los alumnos que podrán ir descubriendo aves de la Península Ibérica, con una grandísima representación en Ávila, y dando los trazos adecuados para plasmar escribanos soteños, águilas, buitres, cárabos, aves rapaces nocturnas, patos... mucha variedad.